lunes, 30 de junio de 2008

Bohemios, ricos y famosos

Rolando Villazón y Anna Netrebko, bohemios a la fuerza
Tan dado históricamente al divismo, el mundo de la ópera es el único que, desde la tradición clásica, puede competir aún con el del pop a la hora de crear ídolos multitudinarios y de generar expectativas capaces de llenar teatros y hasta campos de fútbol con meses de anticipación, precios astronómicos y revendedores haciendo horas extra. Las multinacionales del disco han entendido bien el fenómeno y a las grandes estrellas del canto les ofrecen un soporte publicitario similar al de las figuras del rock: sesiones de fotos, videoclips, grandes despliegues en los más difundidos medios internacionales, programas de televisión y hasta proyectos cinematográficos.

No cabe duda de que la pareja lírica de moda es la que forman el tenor Rolando Villazón (México D.F., 1972) y la soprano Anna Netrebko (Krasnodar, Rusia, 1971), cuyo primer encuentro sobre las tablas (una Traviata en Múnich en 2003) hizo albergar a los más perspicaces hombres del negocio musical esperanzas de haber encontrado un nuevo filón. Eran jóvenes, atractivos, tenían buena química y su reputación musical estaba en pleno ascenso: a él muchos lo consideraban el delfín de Plácido Domingo, y ella era apreciada como una de las sopranos de timbre más hermoso y medios más versátiles y poderosos de las nuevas generaciones. Siguieron pues algunas otras producciones conjuntas en Los Ángeles (Romeo y Julieta) y Viena (L’elisir d’amore) hasta que La traviata salzburguesa que preparó para ellos Willy Decker en 2005 hizo saltar la banca. El rotundo éxito, que pudo seguirse por televisión en muchos países, recorrió todos los medios (exaltadísimo artículo de Mario Vargas Llosa dedicado a la Violetta de Netrebko incluido). Deutsche Grammophon tenía ya lo que quería: una joven pareja de cantantes de ópera con tirón comercial y prestigio artístico, ¡el trébol de cuatro hojas!

La explotación del fenómeno está siendo en cualquier caso administrada con pausa. Después de aquella Traviata, comercializada en CD y DVD, DG hizo un disco de dúos y ahora presenta esta Bohème que se registró en unas interpretaciones de concierto que se ofrecieron en Múnich en abril de 2007 y que dieron lugar a un proyecto cinematográfico sobre la obra de Puccini que en febrero de 2008 empezó a dirigir Robert Dornhelm y que está previsto se presente en el Festival de Cannes de 2009.



En una obra con tantas referencias discográficas de primer nivel (empezando por la célebre de Pavarotti y Freni con Karajan, una de las producciones más alabadas de la historia de la ópera grabada) resulta difícil ofrecer algo nuevo. Bertrand de Billy, quien fuera director musical del Liceo de Barcelona y que ha contado con los estupendos equipos coral y sinfónico de la Radio de Baviera y con un elenco que, más allá de la pareja protagonista, es de notable calidad y en el que los nombres de Boaz Daniel y Nicole Cabell merecen especial reconocimiento, lo sabe, y ha construido por ello una versión basada en tempi rápidos, en especial en las fundamentales escenas corales, para dar agilidad teatral a la obra, y en mimar a los protagonistas en las escenas íntimas, adaptándose a su forma de frasear y de respirar. Villazón despliega su seductora, cálida y apasionada línea vocal con una Netrebko que en ocasiones parece demasiado fría, acaso tratando de evitar el exceso de sentimentalismo a que tanto se presta su papel. Boaz Daniel ofrece un Marcello riquísimo en matices, aunque parece conectar mejor con la rusa que con el mexicano; Nicole Cabell hace una Musetta tan ligera y brillante como podía esperarse de una cantante que parece llamada para cosas muy importantes. Stéphane Degout (Schaunard) y Vitalij Kowaljow (Colline) completan con sobrada competencia la nómina de los bohemios para un producto que DG presenta con notas y libreto traducidos al español, un detalle menos habitual de lo que los melómanos hispanoparlantes desearíamos.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 28 de junio de 2008]

La Bohème de Villazón, Netrebko y De Billy
Giacomo Puccini (1858-1924): LA BOHÈME
drama lírico en cuatro cuadros con libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, basado en Scènes de la vie de bohème de Henri Murger

Anna Netrebko, soprano (Mimì)
Nicole Cabell, soprano (Musetta)
Rolando Villazón, tenor (Rodolfo)
Boaz Daniel, barítono (Marcello)
Stéphane Degout, barítono (Schaunard)
Vitalij Kowaljow, bajo (Colline)
Tiziano Bracci, bajo-barítono (Benoît, Alcindoro, Un aduanero)
Kevin Connors, tenor (Parpignol)
Gerald Häussler, bajo (Sargento de aduaneros)
Nicolas von der Nahmer, niño soprano (Un niño)
Coro y Orquesta Sinfónicos de la Radio de Baviera.
Director: Bertrand de Billy
----------
2 CD DEUTSCHE GRAMMOPHON 477 6600 (Universal) [52'36'' - 52'52'']
Grabación: Abril de 2007



Puccini: "O soave fanciulla" (principio) de La Bohème. Rolando Villazón, Anna Netrebko. Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera. Bertrand de Billy