jueves, 12 de junio de 2008

De pájaros y teclados


Thierry Pécou (1965): L'OISEAU INNUMÉRABLE
Alexandre Tharaud, piano, órgano positivo, espineta y clavicordio.
Ensemble orchestral de Paris.
Director: Andrea Quinn.

1. L'Oiseau innumérable, concierto para piano y orquesta (2006)
2. Outre-mémoire, variances (2004)
3. Petit Livre pour clavier (1995)
I. Ricercare I
II. Volutes
III. Coucous
IV. Ricercare II
V. Ondes

4. Après Rameau, une sarabande ? (2001)
5. Jean-Philippe Rameau (1683-1764): Sarabande (de Nouvelles Suites, 1728)
----------
HARMONIA MUNDI HMC 901974 [64'02'']
Grabación: Octubre de 2006 y Mayo de 2007


Alexandre Tharaud es sin duda uno de los más versátiles pianistas de nuestros días. Vuelve a demostrarlo con este monográfico dedicado a Thierry Pécou (París, 1965) que incluye L’Oiseau innumerable, un concierto para piano escrito en 2006, y otras obras para teclado, entre ellas el Petit Livre pour clavier de 1996, cinco piezas que Tharaud toca en un órgano positivo, una espineta y un clavicordio. La música resulta siempre de fácil acceso, muy ecléctica y personal, con referencias cruzadas que van de Mozart al jazz o las tradiciones extraeuropeas.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 7 de junio de 2008]


Thierry Pécou: "Ondes" de Petit Livre pour clavier. [2'58''] Alexandre Tharaud, espineta.

P.S. Alexandre Tharaud es uno de mis pianistas favoritos. Ha asumido la larga tradición de los intérpretes franceses capaces de enfrentarse al mundo de sus compositores barrocos con un piano, terreno en el que es muy difícil que los resultados sean mínimamente satisfactorios, pues la de los clavecinistas galos parece una música mucho más idiomática que la de Bach o la de Scarlatti, pero lo que él ha hecho con Couperin y con Rameau me parece brillante. Además es un excelente intérprete de Ravel y sus acercamientos a Chopin, aunque quizá no para el gusto de todos, resultan muy personales y estimulantes. También muestra preocupación por la música reciente, y es aún muy joven. Nunca lo he oído tocar en directo, que es la prueba del ocho, pero me encantaría hacerlo cuanto antes.