lunes, 4 de mayo de 2009

Intrépido Prometeo

Diego Fasolis y María Espada con la OBS en un concierto en el Hospital de la Caridad de Sevilla en los días en que se grababa el disco (© Alberto Almenara)
La Orquesta Barroca de Sevilla acaba de crear su propio sello discográfico, una iniciativa que la iguala a multitud de solistas y conjuntos que, en España y fuera de ella, y ante la situación internacional del sector, han decidido asumir la gestión directa de sus propios proyectos fonográficos, imprescindibles aún hoy para la supervivencia en un mundo tan competitivo como el de la música clásica.

Y la aventura comienza con un disco que es continuidad de un proyecto abierto en el sello Almaviva (Colección de Documentos Sonoros del Patrimonio Musical de Andalucía) con aquel extraordinario Serpiente venenosa que estuvo dedicado a música de las Catedrales de Málaga y Cádiz. Un trabajo sobre el patrimonio español que parece venir a reforzar ese nombre de OBS Prometeo que el conjunto ha escogido para su marca: igual que Prometeo robó el fuego a los dioses para entregarlo a los hombres, la OBS rescata el legado sonoro de los archivos eclesiásticos para ponerlo a disposición del disfrute público. En este caso, el trabajo se limita a los dos maestros de la Catedral de Málaga que ya figuraron en el disco de Almaviva: el navarro Juan Francés de Iribarren (1699-1767) y el malagueño Jaime Torréns (1741-1803), sucesor de Iribarren en la maestría de capilla catedralicia, que el navarro había mantenido entre 1733 y 1766.

Diego Fasolis (© Luis Castilla)
Como en Serpiente venenosa, el repertorio se compone de música paralitúrgica, en este caso un aria y tres cantatas (areas y cantadas en la terminología española de la época) de Iribarren y cuatro [tres] villancicos de Torréns. Todas las obras incluyen acompañamiento de cuerdas y continuo, aunque en dos de ellas se añade además una pareja de trompas, y están pensadas para voz solista, salvo la cantada Alégrese la tierra, que es un dúo dedicado a la Concepción. Música de clara extracción estilística italiana, con recitativos que alternan con arias de notable virtuosismo y un lenguaje que en Iribarren es todavía plenamente barroco, hasta el punto de que el compositor llega incluso a arreglar una Sonata de la Op.V de Corelli para la Tocata que introduce su cantada Prosigue acorde lira, la obra de más amplio desarrollo de todo el disco.

La continuidad del proyecto viene definida no sólo por el repertorio, sino también por la presencia del director Diego Fasolis y de la soprano María Espada, a la que en esta ocasión se une el contratenor José Hernández Pastor. El ardoroso estilo del maestro suizo vuelve a marcar unas interpretaciones de un brío y un brillo formidables, que convienen especialmente bien a la voz luminosa, afilada, refulgente de Espada, que deslumbra desde la primera aria, esa que da título (y carácter) al CD. Hernández Pastor responde con virtuosismo y notable arrojo al desafío, aunque sus maneras son en general más intimistas. Con el italiano Stefano Barneschi de concertino, la OBS sigue con precisión y entusiasmo a la volcánica batuta, poniendo distinguida rúbrica al primer documento de un camino que se desea largo y venturoso.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 2 de mayo de 2009]

Arde el furor intrépido, primer disco de la OBS en su propio sello
ARDE EL FUROR INTRÉPIDO
Música de la catedral de Málaga en el siglo XVIII

María Espada, soprano [en 1, 2, 4, 5, 6 y 7]
José Hernández-Pastor, alto [en 3 y 7]
Orquesta Barroca de Sevilla
Director: Diego Fasolis

Stefano Barneschi (concertino), Mauro Lopes, Valentín Sánchez y Antonio Almela, violines I
Pedro Gandía, Elena Borderías, José Manuel Villarreal y Jorge Jiménez, violines II
Mercedes Ruiz y Marco Testori, violonchelos
Ventura Rico, contrabajo
Carlos García-Bernalt, clave y órgano
Rafa Mira y Luis Delgado, trompas
Miguel Rincón, tiorba y guitarra barroca


Juan Francés de Iribarren (1699-1767):
1. Arde el furor intrépido, area al Santísimo con violines y trompas (1751)
2. Prosigue acorde lira, cantada con violines al Santísimo (1740)
3. Nebado Albergue, cantada de contralto al Nacimiento con violines (1742)

Jaime Torréns (1741-1803):
4. Guiados de una estrella, villancico a solo de Reyes con violines y trompas (1789)
5. Soberano Señor, villancico a solo al Santísimo con violines (1773)
6. O! Adalid invencible, villancico a solo a los Santísimos Mártires Ciriaco y Paula con violines (1783)

7. Juan Francés de Iribarren: Alégrese la tierra, cantada a dúo con violines a la Purísima Concepción (1742)
----------
OBS PROMETEO OBS-01 (Diverdi) [67'19'']
Grabación: Enero de 2008



Iribarren: "Ay cómo suena el raudal / Ay cómo se oye el rumor" de Alégrese la tierra [5'17'']. María Espada, José Hernández-Pastor. OBS. Diego Fasolis

Ay cómo suena el raudal
ay cómo se oye el rumor,
y dando aplauso a su Albor,
se compite, en lo leal:
pues quando venze al horror,
pues quando rompe el cendal,
predice con su candor,
la delicia Celestial.