jueves, 21 de mayo de 2009

Tensión extrema

Siete últimas palabras de Cristo de Haydn por Brüggen en Glossa
Franz Joseph Haydn (1732-1809): LAS SIETE ÚLTIMAS PALABRAS DE CRISTO EN LA CRUZ
[Musica instrumentale sopra Le 7 ultime parole del nostro redentore in croce ossiano 7 sonata con un'introduzione ed at fine un terremoto]

Orquesta del Siglo XVIII
Director: Frans Brüggen

1. Introduzione: Maestoso ed Adagio
2. Sonata I. Largo (Pater, dimitte illis, quia nesciunt, quid faciunt)
3. Sonata II. Grave e Cantabile (Hodie mecum eris in Paradiso)
4. Sonata III. Grave (Mulier, ecce filius tuus)
5. Sonata IV. Largo (Deus meus, utquid dereliquisti me?)
6. Sonata V. Adagio (Sitio)
7. Sonata VI. Lento (Consummatum est)
8. Sonata VII. Largo (In manus tuas, Domine, commendo spiritum meum)
9. Il Terremoto. Presto e con tutta la forza

Ron Ford (1959): Intermezzi
----------
GLOSSA (The Grand Tour) GCD 921109 (Diverdi) [49'18'']
Grabación: Noviembre de 2004


Vuelve con fuerza a Glossa el Grand Tour de Frans Brüggen. Tras la espléndida integral de los Conciertos para violín de Mozart que Thomas Zehetmair toca como solista, llega ahora una intensísima interpretación de la versión original, esto es, la orquestal, de Las Siete últimas palabras de Cristo en la Cruz de Joseph Haydn, que fue registrada en Holanda en noviembre de 2004. Como es bien sabido, la obra, encargo gaditano, supondría un extraordinario reto para el compositor, quien reconoció que "no resultaba nada fácil componer una sucesión de siete adagios de diez minutos cada uno sin fatigar a los oyentes; de hecho, me llegó a resultar tarea casi imposible acomodar mi creación a los límites establecidos". Que Haydn se sobrepuso a las dificultades y a sus propios temores lo confirma el hecho de que Las Siete palabras se convertiría (en su versión original y en las tres que nacieron a partir de ella, pianística, cuartetística y en forma de oratorio) en una de las obras más admiradas del músico.

En la liturgia, cada una de las siete sonatas iba precedida por un sermón sobre las últimas palabras de Cristo, de modo que Brüggen pensó en utilizar para los conciertos, y como intermedios que suplieran a los sermones, breves motivos musicales que encargó al compositor Ron Ford (Kansas City, 1959), quien cumplió con unas miniaturas que enlazan las sonatas entre sí. El resultado es plausible y Brüggen lo realza con una interpretación sin concesiones, en la que la tensión llega a ser extrema y se mantiene merced a un fraseo sobrio y enérgico y a unas articulaciones afiladas como cuchillos, que además resultan compatibles con la transparencia de los planos sonoros, conseguida merced a un extraordinario equilibrio orquestal, y con la belleza de una tímbrica sedosa y natural, marca distintiva de la Orquesta del Siglo XVIII.

[Publicado en el boletín Diverdi nº181, de mayo de 2009]


Haydn: "Introducción" de Las siete últimas palabras de Cristo en la Cruz [6'04''] Orquesta del Siglo XVIII. Frans Brüggen