martes, 17 de marzo de 2009

Romeo Villazón sin Julieta Netrebko

Romeo y Julieta de Gounod en el Festival de Salzburgo 2008
CHARLES GOUNOD (1818-1893): ROMÉO ET JULIETTE
ópera en cinco actos con libreto de Jules Barbier y Michel Carré, a partir de la tragedia homónima de William Shakespeare

Nino Machaidze, soprano (Juliette)
Rolando Villazón, tenor (Roméo)
Mikhail Petrenko, bajo (Frère Laurent)
Russell Braun, barítono (Mercutio)
Cora Burggraaf, soprano (Stéphano)
Falk Struckmann, bajo (Le Comte Capulet)
Juan Francisco Gatell, tenor (Tybalt)
Susanne Resmark, mezzosoprano (Gertrude)
Christian van Horn, bajo (Le Duc de Vérone)
Mathias Hausmann, barítono (Le Comte Pâris)
Jean-Luc Ballestra, barítono (Grégorio)
Robert Murray, tenor (Benvolio)

Coro de la Ópera de Viena
Orquesta del Mozarteum de Salzburgo
Director: Yannick Nézet-Séguin

Director de escena: Bartlett Sher
Escenografía: Michael Yeargan
Vestuario: Catherine Zuber
Iluminación: Jennifer Tipton
Coreografía: Chase Brock

Director de vídeo: Brian Large

BONUS
Introducciones de Rolando Villazón
Salzburg Impressions (Making of)
Love and Death in Verona
----------
2 DVD DEUTSCHE GRAMMOPHON 073 4518 (Universal) [162' + 16' (Bonus)]
Grabación: Julio y Agosto de 2008


Para 2008, el Festival de Salzburgo esperaba repetir el éxito de La Traviata 2005, esta vez con el Romeo y Julieta de Gounod, pero Netrebko tuvo que cancelar por su avanzado estado de gestación, Villazón se quedó sin su Julieta y la expectación bajó varios grados. Sin embargo, en esta grabación del evento, la sustituta de la rusa, la joven georgiana Nino Machaidze, demuestra unos medios más que notables, sugerente belleza tímbrica y extraordinaria agilidad en los agudos, lo que le viene admirablemente bien a su personaje, al que supo dotar también de un perfil más oscuro en los momentos trágicos. El triunfador es en cualquier caso Rolando Villazón, a quien le conviene mucho un papel en el que puede lucir sin contenerse la efusividad de su canto. El tenor mexicano está además esta vez especialmente cuidadoso con la línea. El maestro canadiense Yannick Nézet-Séguin, que debutaba en el Festival de Salzburgo, dirige musicalmente con solvencia una producción que Bartlett Sher plantea tratando de combinar las pasiones desatadas de la violencia (la obra arranca con una violación) y el amor, aunque el conjunto no acaba de sobreponerse a cierta sensación de rutina que la amable música de Gounod tampoco ayuda a superar en ningún caso.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 14 de marzo de 2009]


Gounod: "Ange adorable", Acto I de Romeo y Julieta. Nino Machaidze, Rolando Villazón. Orquesta del Mozarteum de Salzburgo. Yannick Nézet-Séguin. Bartlett Sher. Festival de Salzburgo 2008.

1 comentario:

teresa dijo...

Este Roméo et Juliette es realmente conmovedor, magnificamente cantado e interpretado por ambos artistas. Rolando habia prometido "ser Romeo, no Villazón disfrazado", y lo consigue totalmente, con su habitual intensidad interpretativa. Un DVD para disfrutarlo, aunque al final las lágrimas vengan a los ojos.