martes, 30 de diciembre de 2008

Dulces canciones de Borgoña

Dufay y Binchois en Raumklang
TRISTE PLAISIR: GUILLAUME DUFAY UND DIE BURGUNDISCHE MUSIK
Lena Susanne Norin, alto
Randal Cook, viola de arco, fídula
Susanne Ansorg, fídula, rebec

Guillaume Dufay (c.1398-1474):
1. Belle, veullies moy retenir
2. Pour l'amour de ma doulce amye
3. Qui latuit in virgine
4. Je me complains piteusement

5. Anónimo (siglo XV): La plus grant chiere

Guillaume Dufay:
6. Quel fronte signorile
7. Resvelons nous
8. He, compaignons

9. Jacques Vide (c.1386-d.1433): Et c'est assez

Gilles Binchois (1400-1460):
10. Triste plaisir
11. Mort en merchy

12. Guillaume Dufay: Je languis en piteux martire
13. Nicolas Grenon (1380-1456): La plus belle et doulce figure
14. Guillaume Dufay: J'ai grant doulour
15. Gilles Binchois: Lune tres belle
16. Guillaume Dufay: Vergene bella
17. Gilles Binchois: Adieu, adieu, mon joieulx souvenir
18. Guillaume Dufay: Seignor Leon
19. Anónimo: Paumgartner [Buxheimer Orgelbuch, siglo XV]
20. Gilles Binchois: Adieu, adieu, mon joieulx souvenir
----------
RAUMKLANG RK 2208 (Diverdi) [71'54'']
Grabación: Septiembre de 2002


Guillaume Dufay y Gilles Binchois son los dos grandes representantes de la canción borgoñona del siglo XV, una música que por su encanto melódico y su refinamiento poético, resulta muy cercana a la sensibilidad contemporánea. La cantante sueca Lena Susanne Norin y el fidulista americano Randal Cook llevan muchos años recorriendo este maravilloso repertorio, que han interpretado en grupos muy diversos y para sellos de medio mundo. Aquí se une a ellos Susanne Ansorg, también con una fídula y un rebec, y entre los tres ofrecen un recital tan embriagador como delicioso.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 27 de diciembre de 2008]


Binchois: "Adieu, adieu, mon joieulx souvenir" [6'40''] Lena Susanne Norin. Randal Cook. Susanne Ansorg

Adieu, adieu, mon joieulx souvenir,
le plus hault bien qui me puist advenir,
belle et bonne que j'aim autant com moy.
Le dire adieu me donne tant d'anoy
qu'a grant paine puis je la bouche ouvrir.

Ce seroit fort que me puisse esjouir
quant j'eslogne mon souverain desir
et la chose que plus voulentiers voy.

Adieu, adieu, mon joieulx souvenir,
le plus hault bien qui me puist advenir.

Adieu, vous dy; il est temps de partir.
Adieu, celle que tant ay chier veïr.
Mon povre coeur vous remirant, par ma foy;
aultre que vous ne joira de soy;
tous deulx vous lesse, helas quel desplaisir.

Adieu, adieu, mon joieulx souvenir,
le plus hault bien qui me puist advenir,
belle et bonne que j'aim autant con moy.
Le dire adieu me donne tant d'anoy
qu'a grant paine puis je la bouche ouvrir.

P. S. Si tuviera que escoger mis diez canciones preferidas de toda la historia de la música es posible que al menos la mitad fueran del siglo XV. Así que se me perdonará la sinécdoque: la "sensibilidad contemporánea" es "mi sensibilidad". También se me perdonará el haber traído un disco que no es justamente una novedad (sí, creo, su distribución en España: Diverdi acaba de incluir el sello en su catálogo; antes lo tenía Gaudisc y no recuerdo haberlo visto entre sus ofertas, aunque puedo equivocarme). Hay pocas músicas (en realidad, poco de todo) que me toque más que esta dulce melancolía en la que se funden las imágenes patéticas de los poemas y sus brutales oxímoros (como ese "triste placer y doloroso gozo" de Binchois que da título al disco) con las melodías intimistas, sinuosas, sensuales e insinuantes concebidas para ellos por Dufay o Binchois. Por ello, es para mí poco comprensible que muchas de estas canciones se ofrezcan en versiones solo instrumentales (las señalo en cursivas): sin el texto, la simplicidad, encantadora, sí, de la música pasa por encima de nosotros sin dejar rastro.