martes, 30 de junio de 2009

Divas

La Diva. Arias para Cuzzoni por Kermes
LA DIVA. ARIAS FOR CUZZONI

Simone Kermes, soprano
Lautten Compagney Berlin (Birgit Schnurpfeil, concertino)
Director: Wolfgang Katschner

Georg Friedrich Haendel (1685-1759)
1. Scoglio d'immota fronte de Scipione HWV 20
2. V'adoro pupille de Giulio Cesare in Egitto HWV 17
3. Piangerò de Giulio Cesare in Egitto HWV 17
4. Se pietà di me non senti de Giulio Cesare in Egitto HWV 17
5. No, più soffrir non voglio de Alessandro HWV 21
6. Ombre piante de Rodelinda, regina de' Langobardi HWV 19 [versión primitiva]
7. Ahi perché, giusto ciel de Rodelinda, regina de' Langobardi HWV 19 [versión primitiva]
8. Or mi perdo di speranza de Siroè, re di Persia HWV 24
9. Mi lagnerò tacendo de Siroè, re di Persia HWV 24
10. Torrente cresciuto de Siroè, re di Persia HWV 24
11. Fonti amiche de Tolomeo, re d'Egitto HWV 25
12. Amante stravagante de Flavio, re de' Langobardi HWV 16
13. Morte vieni de Riccardo primo, re d'Inghilterra HWV 23
14. Io ti bacio de Admeto, re di Tessaglia HWV 22
----------
BERLIN CLASSICS 0016422BC (Gaudisc) [69'48'']
Grabación: Agosto de 2008

Confluencia de divas. De Cuzzoni ya hablé al comentar el disco de Lisa Saffer en la Haendel Edition de HM. Kermes ha aparecido alguna que otra vez en el blog, aunque este es el primero de sus recitales en solitario que traigo hasta aquí. Escuché a la soprano alemana un par de veces hace unos años en Santiago de Compostela, en el marco de la 1ª edición del Festival Via Stellae, primero en una interpretación de la Andromeda Liberata, obra colectiva con participación de Vivaldi, y después en un recital en solitario que se celebró en el pequeño Teatro Principal de la capital gallega. Acompañaba en los dos casos Marcon y su VBO. Me llamaron la atención entonces sus llamativos vestidos y sus poses de diva, más propios de otros repertorios, pero además, y ya en el terreno musical, me impresionaron muy vivamente sus brillantes coloraturas y su fuerza teatral sobre la escena. Llegaron luego las noticias de su enfermedad (un cáncer de mama, del que parece se ha restablecido completamente) y algunos de sus discos (como los dedicados a Vivaldi en Archiv), que me permitieron irme haciendo una imagen algo más nítida de su estilo interpretativo, que descansa básicamente en el exceso y la teatralidad. Lo reafirmo con este disco, en el que demuestra su intensidad en la expresión, que en algún momento puede llevarla incluso a la sobreinterpretación, especialmente en los da capo, cuyos ornamentos se escribe ella misma. La cantante no es, por otro lado, un prodigio de técnica ni de delicadeza en el fraseo. La voz no es demasiado grande (hay problemas en los graves), la línea no es siempre impoluta en afinación y el color no parece demasiado homogéneo. Pero los defectos quedan suplidos por el ímpetu, la vitalidad y el carácter que imprime a cada fragmento. En las arias de bravura ("Scoglio d’immota fronte" de Scipione o "No, più soffrir non voglio" de Alessandro, por ejemplo), todo se lo lleva por delante ese torbellino vibrante y arrasador; en las más tiernas (pienso en el "Piangerò" o en "Se pietà di me non senti" de Giulio Cesare), hay sentimiento y hondura, aunque falta un poco más de refinamiento, especialmente en las medias voces. Una voz imperfecta, pero todo un temperamento. No apto para todos los gustos.


Haendel: "Or mi perdo di speranza" de Siroè. [4'11''] Simone Kermes. Lautten Compagney. Katschner.

Or mi perdo di speranza
or la speme torna in vita,
spera, o core avrai pieta!
Si mi dice la costanza,
ch'al mio petto, e si gradita,
mà non so se cangera.

4 comentarios:

Mario Guada Gutiérrez dijo...

Hola:

Has dado en el clavo.
Yo, que he escuchado verdaderas lindezas y adjetivos superlativos hacia el canto de este señora -totalmente desproporcionados, desde mi punto de vista-, soy de los que no termina de gustar del arte de dicha cantante.
Me cansan sus poses sobreactuadas, sus agudos irregulares y esos constantes "da capo" que se repiten de manera pesada una y otra vez -fíjense, pero siempre acaba utilizando los mismos intervalos en según que partes-.

En definitiva, que me parece una cantante sobrevalorada y de mucha menor calidad que otras muchas, que por cierto, están peor valoradas -mérito suyo, sin duda, aunque no musical-.

Un mvsical saludo.

P.S. Por cierto: ¡Viva Handel!

JUAN dijo...

A mi me encanta Kermes ... incluso tengo toda su discográfica, tengo poco conocimiento en jerigonza musical , peor he de decir que en el barroco Kermes es una autentica pasada, por ejemplo en los mottetis de Vivaldi la agilidad en su voz me sorprende con creces .Tengo interpretaciones de Piau y de otras sopranos pero creo que Kermes tiene algo nuevo , un tipo de voz que hipnotiza, tanto que podrías llegar al borde del suicidio por su Di cor mio de Alcina o tener una adrenalina imparable con su In Furore lustissimae.
Y si se trata de dulzura y refinamiento que creo nada mas al oír su Vede orgogliosa londa en la Griselda de Vivaldi uno puede quedar sumamente entontado .
Bueno en resumen amo a Kermes, esta entre mis sopranos de cabecera , compartiendo lugar con Invernizzi, Roschamnn, Kalna y Pochon
Saludos.

JUAN dijo...

jo jo... corrijo no es su Di cor mio .... es su Oh! mio cor

Nicolás dijo...

Yo creo que si hay alguien cuya voz evoca completamente las descripciones de la voz de la Cuzzoni esa es Roberta Invernizzi, otra cosa hubiese sido este disco con ella! No es que Kermes sea mala, es una artista con muchos altibajos a veces maravillosa a veces no tanto.. su estilo a veces es ampuloso, sobreactuado,sus da capos son realmente kamikaze y desgraciadamente no siempre exitosos, aunque en este disco que se comenta aqui esta mas discreta en este ultimo sentido.

ps: A ver cuando la Invernizzi nos regala un arie per cuzzoni como debe ser!!