sábado, 15 de noviembre de 2008

Esplendor de Versalles (7)


CD 7: LA CHAPELLE ROYALE AU TEMPS DE LOUIS XIV

Henri Dumont (1610-1684):
1. Exultat animus
2. Magnificat

Céline Scheen y Hanna Bayodi-Hirt, dessus
Mathias Vidal, haute-contre
Lluís Vilamajó, taille
Stephan MacLeod, basse-taille
Collegium Vocale de Gand
Ricercar Consort
Director: Philippe Pierlot

3. Jean-Baptiste Lully (1632-1687): Miserere LWV 125

Amel Brahim-Djelloul, dessus
Damien Guillon, bas-dessus
Howard Crook, haute-contre
Hervé Lamy, taille
Arnaud Marzorati, basse-taille
Les Pages et les Chantres du Centre de Musique Baroque de Versailles
Musica Florea (Director: Marek Stryncl)
Director: Olivier Schneebeli

4. Henry Desmarest (1661-1741): De profundis

Hanna Bayodi-Hirt y Stéphanie Révidat, dessus
François Nicolas Geslot, haute-contre
Sébastien Droy, taille
Benoît Arnould, basse-taille
Le Concert Spirituel
Director: Hervé Niquet
----------
MBF/CHATEAU DE VERSAILLES (Diverdi) [65'52'']
Grabación: 2002 (Lully, sello K617), Diciembre de 2004 (Desmarest, sello Glossa), 2007 (en vivo, en la Real Capilla)

Frente al petit motet, que se componía para solistas y bajo continuo, en las grandes solemnidades solían interpretarse en la Capilla Real de Versalles los grands motets, compuestos para pequeño coro de solistas, gran coro y orquesta, todo ello a cinco voces, una de las notas características que diferenciaba a la música francesa de la italiana, que gustaba de texturas más ligeras, a 4 voces. Un recorrido por la evolución del género es la que ofrece este CD, que incluye dos piezas de Dumont grabadas en la propia Capilla de Versalles en 2007 por Philippe Pierlot y un amplio equipo, y un Miserere de Lully y un De profundis de Desmarest extraídos de grabaciones ya publicadas por otros sellos. Los equipos de solistas son estupendos, y en este sentido me gustaría hacer notar la presencia del excelente tenor español Lluís Vilamajó en Dumont y del grandísimo Howard Crook, aún con buena voz, en Lully. La costumbre que había en Francia de editar la música sin las partes intermedias de la orquesta exige en muchos casos su recostrucción, que es lo que ocurre con el salmo de Desmarest, trabajo hecho por supuesto en el Centro de Música Barroca de Versalles. En el De profundis se incluye también una curiosidad, el rescate de un instrumento que aparecía en las fuentes de la época, el bajo de cromorno, sin saberse a ciencia cierta a qué artefacto se hacia alusión con este nombre, sólo que era una especie de antecedente del fagot (con el que en cuaqluier caso convivió) y que se usaba para el continuo. Un texto de 1761 lo echaba de menos en los siguientes términos: "Se utilizaba este instrumento para tocar el bajo en los grandes coros, y su efecto era de los más bellos; mas como cansa el pecho, la lucha acabó quizá por falta de combatientes, y se le ha reemplazado ahora por el contrabajo de violín". Tras larga investigación, el instrumento, de timbre cercano al de un contrafagot actual, aunque aún más oscuro, casi de ultratumba, se reconstruyó para el disco original de Glossa, donde lo toca Jérémie Papasergio.


Dumont: Exultat animus [8'28''] Scheen, Bayodi-Hirt, Vidal, Vilamajó, MacLeod. Collegium Vocale de Gante. Ricercar Consort. Philippe Pierlot

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6