lunes, 13 de octubre de 2008

Esplendor de Versalles (1)

Galería de los Espejos de Versalles
Pese a que desde los centros de documentación musical españoles, tanto el nacional como los regionales, se han hecho en las últimas décadas notables esfuerzos por fomentar la recuperación e interpretación del repertorio antiguo, en nuestro país no hay aún nada parecido al Centro de Música Barroca de Versalles, responsable directo de la reactivación que hoy conoce la música barroca francesa en todo el mundo. El CMBV cumplió 20 años en 2007 y lo celebró con una serie especial de conciertos, las Grandes journées, que ahora remata con una imponente edición de un álbum de veinte CD, en que se recogen buena parte de aquellos conciertos de 2007, completados con algunas grabaciones ya publicadas en sellos privados (Erato, Archiv, Glossa, K617, entre ellos, no se trata de compañías menores).

La colección hace un repaso por la música de la Francia de los Luises, desde que en 1623 Luis XIII levantó en Versalles un pequeño pabellón de caza hasta que los revolucionarios acabaron con la monarquía por el sumario y desagradable procedimiento de la decapitación de Luis XVI. Entre medias, está la construcción y engrandecimiento del palacio por mandato de Luis XIV entre 1661 y 1680 y su ostentosa pompa y esplendor en tiempos de Luis XV, antes de la caída final.

Dos discos se dedican al período de Luis XIII y seis a cada uno de los otros luises. El criterio de selección musical es bastante laxo, por lo que no debe sorprender la presencia de música de Marc Antoine Charpentier, marginado siempre de la corte, o del mismo Mozart, que visitó dos veces París. En mi opinión esto no es ni mucho menos un defecto, ya que se trata de documentar y contextualizar el sonido de toda una época, y a fe que la colección lo consigue, combinando obras muy conocidas (fragmentos operísticos de Lully o Rameau, Conciertos reales y Lecciones de Tinieblas de Couperin, motetes de Dumont, Desmarest o Campra, obras organísticas de Balbastre, Corrette o Daquin) con rescates de altísimo interés (como Zélindor, ballet en un acto de Rebel/Francoeur o el divertimento Égine de Blamont nunca antes grabados y, sobre todo, con un importantísimo repertorio de piezas de finales del XVIII, de los italianos Sacchini y Piccinni a la de músicos locales como Gossec, Lesuer, Grétry, Jadin, Devienne o Rigel, apenas programadas).

El elenco de intérpretes es obviamente muy variado y no todo está al mismo nivel, pero dominan con mucho los más grandes del barroco francés y las versiones de máxima solvencia. Bastará citar algunos de sus nombres: Monique Zanetti, Véronique Gens, Patricia Petibon, Sophie Daneman, Stéphanie d’Oustrac, Jean-Paul Fouchécourt, Bernarda Fink, Roberta Invernizzi, Laurent Naouri, Isabelle Poulenard, entre las voces; Blandine Rannou, Andreas Staier, Alice Pierot, Patrick Cohen-Akenine, Olivier Latry, entre los instrumentistas; William Christie, Gérard Lesne, Hervé Niquet, Marc Minkowski, Laurence Équilbey, Olivier Schneebeli, Marek Stryncl, Philippe Pierlot, Christophe Coin, Christophe Rousset, Frédérick Haas, Antonio Florio, Guy van Waas, Jean- Claude Malgoire, Jérôme Correas, entre los directores. A su lado, algunos conjuntos nuevos, como Le Cercle de l’Harmonie, Les Nouveaux Caractères o el Cuarteto Cambini. En Diverdi, distribuidora de este producto en España, el álbum se vende a 71 euros. Una ganga.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 11 de octubre de 2008]

200 ans de musique à Versailles
200 ANS DE MUSIQUE À VERSAILLES
Voyage au coeur du Baroque français

CD 1: Les salons précieux du premier baroque
CD 2: Musiques de cour au temps de Louis XIII
CD 3: Lully, créateur de l'opéra français
CD 4: Lully et ses successeurs à l'Académie Royale de Musique
CD 5: Concerts et symphonies pour le roi
CD 6: Le triomphe de la piété baroque
CD 7: La Chapelle Royale au temps de Louis XIV
CD 8: Messe et motets pour les paroisses
CD 9: Rameau à l'Académie Royale de Musique
CD 10: Divertissement pour le bien-aimé
CD 11: Divertissement pour le théâtre des petits-appartementsan>
CD 12: Au Concert Spirituel
CD 13: La Chapelle Royale au temps de Louis XV
CD 14: La renaissance de l'orchestre français
CD 15: Les italiens à la cour de France
CD 16: L'opéra français aux portes du romantisme
CD 17: L'essor de la symphonie française
CD 18: Les premières heures du pianoforte
CD 19: Les salons du Versailles au temps des Lumières
CD 20: Les nouveaux accents de la foi au temps de Louis XVI
----------
MBF/CHATEAU DE VERSAILLES (20 CD) (Diverdi)



CD 1: LES SALONS PRÉCIEUX DU PREMIER BAROQUE
Monique Zanetti, soprano
Claire Antonini, laúd

Antoine Boesset (1587-1643):
1. Air qui produit tant de choses si belles [Anónimo]
2. Ne délibérons plus [François de Malherbe]
3. Jamais n'auray-je le pouvoir [Anónimo]

4. Robert Ballard (c.1520-1588): Balle du Dauphin (fragmentos)

Antoine Boesset:
5. Plaignez la rigueur de mon sort [Jules de la Ménardière]
6. Suis-je pas misérable? [Anónimo]

7. Robert Ballard: Entrée

Antoine Boesset:
8. Ennuis, désespoirs et douleurs [Anónimo]
9. Du plus doux de ses traits [Anónimo]

Anónimo:
10. Courante
11. Volte

Antoine Boesset:
12. Me veux-tu voir mourir [Anónimo]
13. Alors que d'un discours hardy [Anónimo]
14. Heureux séjour de Parteniss [Anónimo]
----------
[34'41'']
Grabación: 2007 (en vivo, en la Habitación de los Guardias de la Reina)


Breve recital en torno a la figura de Antoine Boesset, cuya carrera en la corte de Luis XIII fue en permanente ascenso como muestran su acceso a los puestos de Maître des enfants de la musique de la chambre du roy en 1613, Maître de la musique de la reine en 1617, Sécretaire de la chambre du roy en 1620, Surintendant de la musique de la chambre du roy en 1623 y Conseiller et maître d’hotel ordinaire du roy en 1634. Un ramillete de sencillas y encantadoras airs de cours completadas con piezas laudísticas anónimas y de Robert Ballard, que fue el primer editor de una colección con ese título (1571, junto a Adrian Le Roy). Canta Monique Zanetti, una de las sopranos que en su juventud (y la mía) me hizo amar la música francesa. Desaparecida durante bastante tiempo, compruebo que el tiempo no ha tratado a su voz todo lo bien que a mí me hubiera gustado. Claire Antonini no es aquí un prodigio de precisión ni refinamiento... Y sin embargo, me lo he pasado muy bien con esta media hora justita de música.


Boesset: Ennuis, désespoirs et douleurs. [2'34''] Monique Zanetti. Claire Antonini.

Ennuis, désespoirs et douleurs,
Soupirs, sanglots, plaintes et pleurs
A vous je m'abandonne.

L'adorable Amaranthe
S'en va nous quitter
Et le ciel qui l'ordonne ne veut pas m'écouter.

Hélas! que je sens de tourments
Pensant à cet éloignement
Dont la longueur m'estonne.

L'adorable Amaranthe
S'en va nous quitter
Et le ciel qui l'ordonne ne veut pas m'écouter.

[Enojos, desesperanzas, dolores,/ suspiros, sollozos, lamentos y lágrimas/ a vosotros me entrego.// La adorable Amaranthe/ va a dejarnos/ y el cielo, que lo ordena, no quiere escucharme.// ¡Ay! Cómo me atormento/ pensando en esta separación/ cuya duración me aturde.// La adorable Amaranthe/ va a dejarnos/ y el cielo, que lo ordena, no quiere escucharme.]

3 comentarios:

ANA DE LA ROBLA dijo...

Lo malo de estos cofres monumentales es, por un lado, que no todo es monumental, y por otro, que del totum revolutum sólo suele interesar una tercera parte. Por cierto, que ya que mencional a la pareja Rebel/Francoeur, acabo de escuchar el Pirame y Thisbe del sello Mirare, con Cuiller a la cabeza, y está muy, pero que muy bien.
Beso.

Pablo J. Vayón dijo...

Eres tú la que pone el calificativo al cofre. Yo sólo digo que son 20 discos con algunas cosas que ya estaban en otros sellos (ya las iré comentando), pero la mayoría por completo nuevas (y algunas jamás grabadas) y a un precio de esos que no te compensa copiar nada. Te tiene que gustar la música francesa, desde luego, pero ese viaje lo daba yo por hecho...

ANA DE LA ROBLA dijo...

Monumental, sí: ¿Versalles no merece el calificativo? :-)
La música francesa, no te equivocabas, me apasiona. Pueden valer la pena esas grabaciones inéditas que citas. Y sí que es verdad que el precio es de risa.
Por cierto, ¿sabes que ya no estoy en el de Cai?