viernes, 31 de octubre de 2008

Ha llegado el Mesías

El Mesías de Romberg por Hermann Max
Andreas Romberg (1767-1821): DER MESSIAS
[Oratorio en tres partes sobre el poema de igual título de Friedrich Gottlieb Klopstock]

Veronika Winter, soprano
Markus Schäfer, Bernhard Scheffel e Immo Schröder, tenores
Ekkehard Abele, bajo
Rheinische Kantorei
Das Kleine Konzert
Director: Hermann Max
----------
CPO 777 328-2 (Diverdi) [64'20'']
Grabación: Febrero de 2007


Sigo interesado por la música de transición entre el Clasicismo y el Romanticismo. Este Mesías es contemporáneo de las grandes misas de Haydn, pues está fechado en 1802, y su autor es un músico hoy por completo olvidado pero que en su época fue muy conocido, no sólo como compositor, sino también como violinista. Andreas Romberg era primo de Bernhard Romberg, un sinfonista admirado por Beethoven del que tal vez pronto dé también noticia por aquí.

Este oratorio, escrito a partir de fragmentos del monumental poema de Klopstock (20 cantos escritos a lo largo de 25 años), jamás fue editado, pues su editor (Simrock) no lo encontró comercial, un juicio que hay que basar en la secularización progresiva de la sociedad y, por consiguiente, en el desinterés progresivo por la creación sacra, aunque desde nuestra perspectiva también podría achacarse a una música que, si bien tiene un rol histórico indudable como puente entre las obras clásicas de un C. P. E. Bach y las de un Mendelssohn (los oratorios de Haydn son cosa aparte, además de estar muy por encima), suena demasiado académica y algo marmórea. Dividido en tres partes, el oratorio, de contenido meditativo y extático, se compone de 18 números, casi la mitad corales, mientras que el resto son diversos recitativos, ariosos, arias y dúos, que cantan personajes diversos (hasta se escucha la voz del Mesías), entre ellos Adán y Eva, a los que está dedicada completa la segunda parte, aunque el peso lo lleva Eloa (un tenor, aquí un lírico Markus Schäfer).

Hermann Max es casi un director de culto para un extenso repertorio de obras barrocas y clásicas que sin él seguramente nunca habríamos conocido. Sus conjuntos suenan siempre admirablemente, y aquí no hacen una excepción. La obra es importante como documento y, aunque no resulta arrebatadora, siempre se puede poner como ejemplo de la melancolía a la que invariablemente conducen las profecías incumplidas...


Romberg: "Vollende dein Opfer" (dúo de Adán y Eva) y "Komm, sei gegrüβt" (coro) de la 2ª Parte de El Mesías. Veronika Winter. Ekkehard Abele. Rheinische Kantorei. Das Kleine Konzert. Hermann Max