viernes, 3 de octubre de 2008

Halffter al cubo

La ROSS con Pedro Halffter en el Maestranza
ROSS

Concierto de apertura del curso 2008-09 de la Universidad de Sevilla. Solista:
Alexandre Da Costa, violín. Director: Pedro Halffter. Programa: Don Lindo de Almería, suite de ballet Op.7b y Concierto para violín Op.11 de Rodolfo Halffter; Sinfonietta en re mayor de Ernesto Halffter. Lugar: Auditorio de la Escuela Superior de Ingenieros. Fecha: Jueves 2 de octubre. Aforo: Lleno.

* * *

HALFFTER ELEVADO AL CUBO

Se ha hecho ya tradición que la Orquesta Sinfónica de Sevilla abra el curso universitario en el Auditorio de la Escuela de Ingenieros, un espacio que en esta ocasión presentaba un lleno casi completo, con todas las entradas vendidas, lo cual es desde luego una estupenda noticia. El concierto sirvió para que la ROSS reuniese a los hermanos Rodolfo y Ernesto Halffter bajo la batuta de su sobrino-nieto Pedro, actual director artístico del conjunto, que, acaso por eso, no ha programado a sus parientes lo que éstos sin duda merecen. De hecho, las dos obras de Rodolfo eran interpretadas por primera vez por el conjunto hispalense.

Dos piezas escritas en los años 30, de corte neoclásico y exquisita factura. Especialmente interesante me pareció la suite del ballet Don Lindo de Almería, con sus nítidas referencias al pasado (¿no son los violines divididos reminiscencia de la policoralidad barroca?), una claridad en la orquestación y un refinamiento en la recreación de ritmos populares que hacen muy agradable la escucha. Más complejo el Concierto, de gran virtuosismo y pasajes que exigen posturas muy forzadas, casi escritas contra el instrumento. Por suerte, el canadiense Alexandre Da Costa lo resolvió todo con aparente facilidad, logrando de su Stradivarius un sonido de límpida homogeneidad y notabilísima brillantez.

La Sinfonietta de Ernesto Halffter es una obra maestra escrita por un joven de 20 años, en la que también lucen las referencias barrocas, en concreto al concerto grosso, con violín, cello y contrabajo solistas, partes que defendieron con éxito tres miembros de la orquesta (Amelia Mihalcea, Richard Eade y Lucian Ciorata), que tuvieron su momento de gloria. Espléndida la dirección de Halffter, que mostró una vez más su habilidad para el empaste sonoro. Si en el Adagio jugó admirablemente con la relajación y la tensión para destacar el clímax final, al Allegretto le dio un toque de orientalista elegancia, antes de un final opulento, colorista, expansivo y vivaz.

[Publicado en Diario de Sevilla el viernes 3 de octubre de 2008]

P. D. Me parece una estupenda idea la programación de música de los Halffter, compositores muy apreciables, que escuchamos poco, y el hecho de que un sobrino-nieto sea director artístico de la ROSS no debería ser obstáculo para que su música pudiera incluirse en el repertorio habitual del conjunto. Que sea la Universidad Hispalense la que programe estas obras bien está, pero que el rector Joaquín Luque la presente con este párrafo...
No es casualidad que con este concierto de apertura, el del curso 2008-2009, lleno de retos e innovaciones, reivindiquemos la música contemporánea y seleccionemos algunas de sus páginas más brillantes, abriendo así una reflexión sobre la repercusión que nuestro trabajo como universitarios tiene hoy en nuestra sociedad.
...roza lo hilarante, y debería sin duda hacernos reflexionar. Si el rector de una universidad en pleno siglo XXI reivindica la música contemporánea presentando tres obras neoclásicas (y el estilo ahora es lo de menos) escritas entre 1925 y 1940, yo estoy dispuesto a reivindicar la universidad del futuro saludando con alborozo el descubrimiento de la penicilina, la invención de la televisión y el vuelo transoceánico de Charles Lindbergh.