miércoles, 15 de octubre de 2008

La Valencia barroca de Pradas

Música de José Pradas Gallén por Marian Rosa Montagut
José Pradas Gallén (1689-1757): LA TIERRA LLORA AFLIGIDA
Harmonia del Parnàs
Directora: Marian Rosa Montagut

Mercedes Hernández y Marta Infante, sopranos
David Sagastume, contratenor
José Pizarro, tenor
Tomás Maxé, bajo

Jorge Jiménez y Cristian Benito, violines
Vicent Navarro y Juan Pavía, trompas
Carles Vallés, fagot
Xavier Roig, violonchelo
Michel Frechina, contrabajo
Manuel Vilas, arpa
Bruno Forst, órgano
Santiago Pereira y Marian Rosa, claves
Pau Ballester, timbales

Coro:
Ruth González y Amparo Maiques, sopranos
Adriana García y Carla García, altos
Jaime Flors y Jesús Navarro, tenores
Óscar Payá, Tomás Maxé y Toni Fajardo, bajos


1. Dixit Dominus Domino meo
2. Hoy a un galán embozado
3. Convertimini ad me
4. In dedicatione templi
5. La tierra llora afligida
6. Dilexi quoniam exaudiet
7. Miserere mei Deus
8. Memento Domine David
9. Regina caeli laetare
----------
IVM PMV 008 (Diverdi) [63'32'']
Grabación: Octubre de 2007


José Pradas Gallén (1689-1757) fue maestro de capilla de la Catedral de Valencia durante los últimos 29 años de su vida. Del archivo del templo valenciano han salido las obras (salmos y motetes latinos, villancicos castellanos) que (salvo el Miserere) se graban aquí por primera vez, gracias al trabajo de Marian Rosa Montagut, directora del conjunto Harmonia del Parnàs, que creó en 2003 y con el que ya había registrado un par de discos en el sello La Mà de Guido. Interesantísimo rescate, magníficamente editado por el Instituto Valenciano de la Música.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 11 de octubre de 2008]



José Pradas Gallén: Regina caeli laetare. [6'10''] Harmonia del Parnàs. Marian Rosa Montagut

Regina caeli, laetare, alleluia
Quia quem meruisti portare, alleluia
Resurrexit, sicut dixit, alleluia
Ora pro nobis Deujm, alleluia

P. S. La colección del Patrimonio Musical Valenciano que publica el Instituto Valenciano de la Música se coloca en la senda de la para mí mejor colección discográfica institucional que hay hoy en España, que es la que publica la Junta de Andalucía bajo la denominación genérica de Documentos Sonoros del Patrimonio Musical de Andalucía, una colección de discos que se vende con la marca comercial Almaviva y que debe de pasar ya de cincuenta títulos. Sobre la colección andaluza pesan algunas losas que quizá comente algún día, pero globalmente es excelente. Los discos valencianos están editdos de forma extraordinaria, pero la serie peca de un provincianismo que perjudica a sus resultados: son siempre intérpretes y grupos valencianos los encargados de hacer los registros, mientras que en Andalucía se va en busca de los músicos más adecuados para cada proyecto allí donde estén (dentro de unos límites, claro está, pero cabe no olvidar que la colección la abrieron el Hilliard Ensemble y el conjunto Synfonie, y que gente como Josep Cabré y la Capilla Peñaflorida, el Ensemble Gilles Binchois, Ars Longa de La Habana, el Cuarteto Arditti o La Trulla de Bozes han grabado para Almaviva). Este mismo disco no está mal, pero Pradas ganaría con visiones diferentes, y no sólo la apreciación de los valores de su música sino también su difusión. La ventaja que tiene traer al Gilles Binchois para que grabe obras de Ceballos o al Arditti para que haga lo propio con el Zayin de Guerrero no estriba sólo en la calidad del producto final, sino en que además habrá muchas más oportunidades de que la música de Ceballos y Guerrero se escuche en los festivales y ciclos a los que estos grupos son invitados, contribuyendo así a la difusión del patrimonio, objetivo último de una colección institucional de estas características.