viernes, 24 de octubre de 2008

Esplendor de Versalles (3)

Lully, creador de la ópera francesa
CD 3: LULLY, CRÉATEUR DE L'OPÉRA FRANÇAIS
Les Pages et les Chantres du Centre de Musique Baroque de Versailles.
Musica Florea (Marek Stryncl, director)
Director: Olivier Schneebeli

Jean-Baptiste Lully (1632-1687):

Isis (fragmentos):
1. Ouverture
2. Publions en tous lieux
3. L'hyver qui nous tourmente
4. Tôt, tôt, tôt
5. Liberté, liberté
6. Aimons sans cesse
7. Hélas ! Quel bruit !
[Barbara Kusa, dessus
Jean-François Lombard, haute-contre
Marc Mauillon, taille
Edwin Crossley-Mercer, basse-taille]


Amadis (fragmentos):
8. Ouverture
9. Marche pour le combat de la barrière
10. Premier air des combattants
11. Second air
12. Amour, que veux-tu de moi ?
13. Toi qui dans ce tombeau
14. Prélude
15. Ciel ! finisses nos peines
16. A qui pourrai-je avoir recours ?
17. Que vois-je !
18. Fermez-vous pour jamais, mes yeux
19. Je soumets à mes lois l'enfer, la terre et l'onde
20. Chaconne
[Véronique Gens, dessus
Benoît Porcherot, haute-contre
David Witczak, basse-taille]

----------
MBF/CHATEAU DE VERSAILLES (Diverdi) [73'06'']
Grabaciones: 2006 (Isis; extracto de un disco del sello K617), 2007 (en vivo, en la armería de los Grandes Establos)

El primer acercamiento al reinado de Luis XIV lo hace la colección versallesca a través de la obra del gran dominador de la música que se hacía en la corte desde el acceso al trono del rey, Jean-Baptiste Lully. Superintendente y compositor de cámara desde 1661, el año de la entronización del soberano, Consejero-secretario del monarca desde 1680, Lully empeñó todo su talento en crear para Luis XIV un tipo de ópera nacional francesa. Los primeros ensayos, junto a Molière, dejaron obras deliciosas, pero no resultaron del todo convincentes para el objetivo deseado. Fue al asociarse con Philippe Quinault cuando Lully empieza a dar forma a la tragedia lírica francesa, que en su forma más clásica estaba compuesta por prólogo (donde invariablemente se cantaban las glorias del Rey Sol) y cinco actos, con un estilo muy singular de recitado, casi sin arias al estilo de las italianas y con una participación importantísima de la danza.

Isis fue el sexto trabajo que compartieron Lully y Quinault y apenas tuvo éxito. Estrenada en enero de 1677, la ópera causó la desgracia del libretista, pues los personajes de Júpiter, Juno e Io estaban al decir de todos los cortesanos fuertemente inspirados en los caracteres del rey y de dos de sus principales favoritas. Quinault estuvo dos años fuera de la corte, aunque no por ello Lully dejó de contar con literatos de prestigio, pues ese tiempo trabajó nada menos que con Corneille, autor de sus dos siguientes tragedias líricas (Psyché y Béllerophon). Recuperada la gracia real, Quinault volvió en 1680 con Proserpine y siguió luego con Persée, Phaëton y Amadis, obra que se estrenó en 1684 y que tuvo una extraordinaria acogida.

En su serie dedicada a Lully en el sello Accord (lamentablemente tan mal distribuido por Universal en España), Hugo Reyne ha grabado las dos óperas (Isis, Amadis), aunque con el interés renovado por este sector del repertorio (está ya en circulación la Proserpina de Niquet y el fabuloso Cadmus et Hermione de Benjamin Lazar y Vincent Dumestre para Alpha, de los que hablaré en unas semanas) es posible que pronto haya nuevos acercamientos a estas obras magníficas. En este disco se incluyen los fragmentos de Isis que fueron grabados para un CD del sello K617, junto a los que se ofrecieron de Amadis en las Grandes Journées de Versalles de 2007, que cuentan con el gran aliciente de la presencia de Véronique Gens. Olivier Schneebeli no se distingue precisamente por imprimir un gran vigor a sus interpretaciones, algo fundamental para disfrutar de esta música en todo su esplendor, pero son numerosos los momentos de muy notable concentración expresiva y detalles tímbricos o de retórica textual que sin duda apreciarán los buenos paladeadores del barroco galo.


Lully: "Chaconne" de Amadís. [14'57''] Gens, Porcherot, Witczak. Les Chantres du CMBV. Musica Florea. Olivier Schneebeli.

1 - 2