sábado, 30 de agosto de 2008

Una orquesta ensaya

Hubo quien consideró profundamente reaccionaria la película que Fellini realizó para la RAI en 1978-79, Prova d'orchestra (Ensayo de orquesta), pues en ella el gran cineasta italiano parecía justificar el autoritarismo como forma de contrarrestar la inevitable perversión de todo sistema democrático. Fellini diseccionaba con su habitual sentido crítico y surrealista las relaciones de poder, los choques generacionales, la identidad personal en el microcosmos de una orquesta que ensaya en un espacio mítico y por momentos asfixiante (una iglesia medieval de gloriosa acústica), mientras un equipo de televisión realiza un reportaje sobre su trabajo. Un director alemán (lástima que en el doblaje español no se haya mantenido su fuerte acento germánico) supuestamente tiránico, pero que se ve superado por los acontecimientos mientras se dedica a filosofar como los grandes idealistas centroeuropeos de la batuta, es usado por Fellini no tanto como el cirujano de hierro que precisan los músicos para funcionar como colectivo, sino como el símbolo de la demolición de un pasado que se muestra ya ineficaz en la consecución de sus fines, pero también de su revés, disfrazado de utopía sesentayochista, las dos caras de una misma realidad en permanente retroalimentación, como reafirma el prodigioso final de la película. La polémica fue considerable en una Italia cuya clase dirigente (política, empresarial, sindicalista) se vio al parecer muy ajustadamente retratada en esta formidable farsa, en esta metáfora mordaz y corrosiva sobre la sociedad, que advertía del riesgo principal que, como destacara ya Aristóteles, corre la democracia en cualquier tiempo y lugar, el de la demagogia. Pero más allá de toda posible interpretación en clave política o sociológica (la película admite muchas lecturas, y en los enlaces que pongo abajo se desarrollan algunos), entiendo Ensayo de orquesta como un gran homenaje de Fellini a Nino Rota, el amigo admirado, que fallecería en abril de 1979, justo después del rodaje de la película, que al fin y al cabo no es otra cosa que una gran fábula musical.

1. La orquesta y el sindicato
video

2. Un director se confiesa
video

3. Demolición y final
video

FICHA TÉCNICA

Título original: Prova d'orchestra (Ensayo de orquesta)
Año de producción: 1979
Duración: 70 minutos.

Director: Federico Fellini
Guión: Federico Fellini y Brunello Rondi
Productores: Michael Fengler y Renzo Rossellini
Fotografía: Giuseppe Rotunno
Música: Nino Rota

Reparto:
Baldwin Baas (el Director)
Clara Colosimo (la Arpista)
Elisabeth Labi (la Pianista)
Ronaldo Bonacchi (el Contrafagotista)
Ferdinando Villella (el Violonchelista)
Giovanni Javarone (el Tuba)
David Mauhsell (el Concertino)
Francesco Aluigi (el Segundo violinista)
Andy Miller (el Oboísta)
Sibyl Mostert (la Flautista)
Franco Mazzieri (el Trompetista)
Daniele Pagani (el Trombonista)
Luigi Uzzo (otro Violinista)
Cesare Martignoni (el Clarinetista)
Umberto Zuanelli (el Copista)
Filippo Trincia (el Responsable de la orquesta)
Claudio Ciocca (el Sindicalista)
Angelica Hansen (una Violinista)
Heinz Kreuger (otro Violinista)
Barbara Herrera (otra Violinista)
Adelaide Aste (otra Violinista)

[En IMDB. En Miradas de Cine. En La tecl@. En Fuera de Campo. En ActivCinema. En Cadrage. En Wikipedia italiana]

2 comentarios:

Antonio Torralba dijo...

Gracias por traer estos fragmentos de la película de Fellini. La vi hace muchos años (en el 82 o por ahí) y sólo una vez. La tenía un poco olvidada y me ha gustado mucho reencontrarme con ella. Especialmente con el segundo de los fragmentos que has puesto. Por cierto, había una gracieta de esa peli que he venido recordando durante los años y que quizás hasta la tengo viciada; dice un o una violinista: "el violin es el corazón de la orquesta". Y responde un clarinete: "y el clarinete es la minga".

Pablo J. Vayón dijo...

-El primer violín es el cerebro, la cabeza y el corazón de una orquesta.
-Y el clarinete es la minga...

:-)