jueves, 2 de julio de 2009

Un bajo para el caro sajón

Recital haendeliano de Lorenzo Regazzo en Naïve
Georg Friedrich Haendel (1685-1759): ARIE PER BASSO

Lorenzo Regazzo, bajo
Concerto Italiano
Director: Rinaldo Alessandrini

Siroè, re diPersia HWV 24
1. Obertura
2. No, io per sua pena - Se il mio paterno amore
3. Ove son? Che m'avvenne? - Gelido in ogni vena

Orlando HWV 31
4. Impari ognun da Orlando - Sorge infausta una procella

Agrippina HWV 6
5. Pur ritorno a rimirarvi
6. Ma, o ciel, mesta e confusa
[Gemma Bertagnolli, soprano]
7. Vieni, o cara

Serse HWV 40
8. Me infelice - Del mio caro Bacco amabile

Alcina HWV 34
9. Obertura - Museta - Minueto
10. Pensa a chi geme

Tamerlano HWV 18
11. Amor da guerra e pace

12. Dalla guerra amorosa HWV 102a
13. "Placati alfin, o cara - Come rosa in su la spina" de Apollo e Dafne HWV 122
----------
NAÏVE OP 30472 (Diverdi) [58'05'']
Grabación: Marzo de 2008


Es bien sabido que en época de Haendel las escenas líricas estaban dominadas por las voces agudas (castrati, sopranos y mezzosopranos por este orden), pero el compositor alemán no dejó de escribir páginas seductoras para otras tesituras, especialmente cuando pudo contar en su compañía con intérpretes de altura, como los bajos Giuseppe Maria Boschi, quien cantó ya en el estreno londinense de Rinaldo en 1711 y acompañó luego al compositor en los gloriosos años de la Royal Academy en Haymarket, o Antonio Montagnana, que se unió a Haendel en 1729 y propició, entre otras cosas, la creación del personaje de Zoroastro en Orlando, uno de los más interesantes roles para bajo que concibiera nunca el músico.

Papeles escritos para Boschi (Siroè, Tamerlano) y Montagnana (Orlando), pero también para Antonio Francesco Carli (Agrippina), Gustavus Waltz (Alcina) y Antonio Lottini (Serse) ha incluido Lorenzo Regazzo en este trabajo para Naïve. Conocido primero por sus roles mozartianos, Regazzo dejó ya un estupendo recital dedicado a Vivaldi en este mismo sello, un trabajo en el que mostraba una agilidad notabilísima, que repite aquí, aunque en general estas arias requieren menor grado de virtuosismo que las concebidas por el veneciano. No faltan desde luego pasajes picados, amplios saltos interválicos y otras exigencias, en especial en las obras escritas en Italia, aunque nada parecido al rol de Polifemo en la Serenata Aci, Galatea e Polifemo que Haendel compuso en Nápoles en 1708, en la que hay notas graves que sobrepasan el límite de la mayoría de los bajos de nuestros días (el ámbito alcanza las dos octavas y medias). Con todo, y destacando también la belleza de su pasta vocal y la homogeneidad de toda su tesitura, lo que más gusta de Regazzo son sus buenas maneras de bajo cantante, la forma de decir con intención, de deleitarse en la pronunciación de los términos claves, de ornamentar con exquisitez y buen sentido. Alessandrini ofrece el acompañamiento vivaz y profundo que conviene al repertorio escogido y al cantante.


Haendel: "Amor da guerra e pace" de Tamerlano. [4'07''] Lorenzo Regazzo. Concerto Italiano. Rinaldo Alessandrini

8 comentarios:

adolfo dijo...

Antes de nada nobleza obliga,me presento: soy adolfo un melomano emperdernido que los hados de la red han traido hasta aqui.

soy lector de tus criticas en scherzo desde el 93 y ya ha llovido.me encanta la musica y envidio de alguno manera a los que ejerceis de ello
tambiente leo en el dia de córdoba diario que leo y ciodad en la que vivo.

me encanta el blog y la de hoy entrada magistral
ya ves hete aqui un melomao loco que te lee siempre abrazos adolfo

Orfeo dijo...

Realmente, Pablo, te has enfrentado, como dijiste hace unos días, a un aluvión Handeliano!

Regazzo no es para nada de mi gusto, pero hay que reconocer … ¡qué bien canta esta aria!

Saludos!

Pablo J. Vayón dijo...

Gracias Adolfo, tú me lees en Scherzo desde el 93 y yo escribo en la revista desde el 99, lo cual es un hecho paranormal extraordinario... :-)) En El Día de Córdoba no me dan mucha cancha, la verdad, allí tienen a mi buen amigo Antonio Torralba, que se basta solito para mantener el pabellón alto. Muchas gracias por tu amable comentario, de verdad. A veces cuesta saber qué se piensa por ahí de lo que uno hace por aquí, y resulta un poco deprimente, para qué engañarte.

Pablo J. Vayón dijo...

Orfeo, aún no he terminado...

¿Qué le pasa a Regazzo, hombre, si es un cantante estupendo?

Orfeo dijo...

Caray!! Es no que paras? ;)

Yo hoy, mejor dicho, en este mismísimo instante, voy a escuchar, libreto en mano, (obvio) la Alcina por Curtis. Luego dejo mis impresiones en mi blog.

Regazzo tiene un problema que se reitera en las voces graves masculinas: más allá de la zona del pasaje, (y no solamente ahí) aparece la voz engolada. Eso es peligroso, ya que con el tiempo causas un daño irreparable a tu instrumento. Y ese daño lamentablemente se percibe en muchos "cantantes" que se dedican al barroco. Además, Regazzo canta bastante golpeado y eso afecta a línea de canto, al fraseo. Y a lo anterior hay que sumarle que muchas veces Regazzo pierde el control de la voz en la zona de agudos. Y, una última cosa, Regazzo no tiene la necesaria potencia (me refiero al volumen) en la zona más baja de su tesitura. Es decir, no es bajo, a lo más bajo-barítono, uno muy inteligente, eso sí, que sabe trabajar muy bien el color de su voz.

Un gran saludo!

Pablo J. Vayón dijo...

Lo de que es más un bajo-barítono que un bajo me parece bastante evidente, sí. Lo del engolamiento lo disimula muy bien, la verdad, aunque no dudo de que pueda ser un problema que se agrave en un futuro próximo, como le pasa a tantos. Pero en lo que no estoy de acuerdo es en lo del fraseo, pues precisamente lo que a mí más me atrae de Regazzo es que, independientemente de la calidad de su instrumento y de la mayor o menor depuración de su técnica, se trata de un cantante natural, que frasea con fluidez y con notable gusto. Eso sí, sólo lo he escuchado en disco y en el repertorio que va de Vivaldi a Mozart, porque no le recuerdo ningún Rossini. Todos sabemos que muchas de estas voces te sorprenden luego en directo, y no siempre agradablemente.

Orfeo dijo...

Bueno, Pablo, por lo menos ya coincidimos en 3 de 4 puntos!

;)

Bromas aparte, Regazzo tiene varios Rossini, pero comparte elenco con cantantes bien mediocres, sobre todo unos tenores horribles. Luego, no es que Regazzo lo haga particularmente mal, pero en ese repertorio tengo absolutamente otras preferencias.

Un saludo, como siempre, muy cordial!

Mario Guada Gutiérrez dijo...

Hola:

Regazzo me parece un cantante realmente notable.
Su disco de arias vivaldianas "per basso" -también con Alessandrini y los suyos- resultó ser estupendo y una gratísima sorpresa.
Veo que en esta novedad sigue la senda; me alegro.

Un mvsical saludo.