lunes, 27 de julio de 2009

La coronación de Matías

Un disco dedicado a Lambert e Sayve por Jean Tubéry en Ricercar
LAMBERT DE SAYVE: MESSE POUR LE SACRE DE L'EMPEREUR MATTHIAS

Coro de Cámara de Namur
La Fenice
Psallentes
Director: Jean Tubéry

1. Alessandro Orologio (c.1550-1633): Intrada

2. Lambert de Sayve (1549-1614): Regna triumphalem, motete a 12 voces en tres coros [Sacrae Symphoniae, Klosterneuburg, 1612]

3. Introitus: Da pacem Domine sustinentibus [Graduale Romanum, Jean Moretus, Amberes, 1599]

Lambert de Sayve:
4. [Sinfonia] Dominus regnavit exultet, en intavolatura para dos órganos

Missa super Dominus regnavit a 16 voces
5. Kyrie
6. Gloria

7. Graduale: Rogate aque ad pacem sunt Jerusalem [Graduale Romanum, Jean Moretus, Amberes, 1599]

Lambert de Sayve
8. [Alleluia] Venite exultemos, a 12 voces en cuatro coros [Sacrae Symphoniae, Klosterneuburg, 1612]
9. Da Pacem, motete disminuido [Sacrae Symphoniae, Klosterneuburg, 1612]
10. Credo de la Missa super Dominus regnavit

11. Offertorio: Laudate Dominum quia benignus est [Graduale Romanum, Jean Moretus, Amberes, 1599]

12. Lambert de Sayve: Jubilate Deo, motete a 16 voces en cuatro coros

13. Prefacio: Per omnia secula saeculorum [Graduale Romanum, Jean Moretus, Amberes, 1599]

Lambert de Sayve: Missa super Dominus regnavit
14. Sanctus / Adriano Banchieri (1568-1634): [Elevatio] Sonata piano e grave per l'elevatione
15. Agnus Dei
16. [Sinfonia] Princeps gloriosissime, en intavolatura para dos órganos

17. Communio: Pacem meam do vobis [Graduale Romanum, Jean Moretus, Amberes, 1599]

18. Lambert de Sayve: [Deo gratias] Plaudat nunc organis, motete en sinfonía a 8 voces en dos coros
----------
RICERCAR RIC 266 (Diverdi) [52'32'']
Grabación: Septiembre de 2006


Lambert de Sayve había nacido en Lieja pero pasó casi toda su vida vinculado al servicio de iglesias y príncipes alemanes, el más importante de todos el archiduque Matías, que se convirtió en emperador en 1612, ocasión que aprovechó para ascender a su músico preferido al cargo de maestro de capilla. Mas poco pudo disfrutar de su nuevo puesto Lambert, pues falleció en 1614 (no mucho más suerte tuvo el Emperador, que en medio del caos en que empezaba a convertirse Europa expiró en 1619). El gusto por la música italiana del compositor aparece ya en su primera publicación, Primo libro delle canzoni a la napolitana que, compuesto a 5 voces, vio la luz en Viena en 1582, pero luego debió de crecer y afianzarse, como demuestra la publicación aquel mismo año de 1612 de sus Sacrae Symphoniae, piezas policorales al estilo de un Gabrieli, cuya música demuestra conocer a la perfección, o con la Missa super Dominus regnavit, a 16 voces, cuyo destino no es conocido, pero que cuadra a la perfección en esta reconstrucción del Oficio de coronación imperial que plantea Jean Tubéry con su habitual eficiencia, sacando así casi del olvido a un compositor que fue bastante apreciado en su tiempo, como demuestra el elogio póstumo que le dedicó su compatriota Georges de Loncin, preceptor de los niños de la capilla imperial por el año del fallecimiento del maestro:

Expón ahora, ¡oh, Lambert!, las pruebas de tu labor,
y de tu pecho poderoso deja fluir los sones de esta obra encantadora
de la que nunca habrá igual, sea en las tierras de la Aurora
o allá, donde la Luna apacigua a los Pegasos.
El laurel llega a tu puerta, ¡y tú lo rechazas!
Sigue tu camino: el trabajo te reportará grandes recompensas.
No es sólo por nosotros, sino por la Patria que todos nacemos,
como dejó dicho el divino Platón, corazón clarividente.
Eternamente la Germania, y hasta los belgas mismos, cantarán tus obras,
porque tales monumentos no pueden morir.
Tus canciones te sobrevivirán, y por eso comienzan ya a vivir a través de ti,
que la gloria se convierte en ceniza cuando es tardía.
[más o menos]


Lambert de Sayve: Jubilate Deo. [3'35''] Coro de Cámara de Namur. La Fenice. Jean Tubéry.

1 comentario:

Mario Guada Gutiérrez dijo...

Hola:

Excelente disco de un magnífico compositor.
Ya iba siendo hora de que maestros así vieran la luz.
Por cierto, espectacular resulta, también, el disco monográfico que le dedicaron no hace mucho los extraordinarios Capilla Flamenca.

Un mvsical saludo.