sábado, 5 de diciembre de 2009

Austeridad y nobleza

La Trulla de Bozes en el Monasterio de San Isidoro del Campo (3 de diciembre de 2009)
LA TRULLA DE BOZES

Conciertos por el 700 aniversario de la muerte de Guzmán el Bueno. Componentes: Carlos Sandúa, contratenor; Karim Farhan e Israel Moreno, tenores; Xavier Pagés, bajo; Raúl del Toro, órgano. Programa: Obras de Juan Vásquez y Antonio de Cabezón. Lugar: Monasterio de San Isidoro del Campo. Fecha: Jueves 3 de diciembre. Aforo: Media entrada.

* * *

AUSTERIDAD Y NOBLEZA DEL RENACIMIENTO ESPAÑOL

Tras la restauración de 2002, coincidiendo con el VII centenario de su fundación, el imponente Monasterio de San Isidoro del Campo, situado en Santiponce, muy cerca de las milenarias ruinas de Itálica, ha empezado a ser utilizado como centro cultural, y en ese nuevo uso encaja este ciclo de tres conciertos por los 700 años de la muerte de quien fuera su fundador, Don Alonso Pérez de Guzmán el Bueno.

Es una lástima que el Monasterio siga sin ser conocido por muchos sevillanos y que incluso una actuación del magnífico La Trulla de Bozes reúna a tan escaso público, pero la infraestructura ayuda poco: accesos sin apenas señalizar (no se llega ni con GPS) y con iluminación palmariamente insuficiente convierten la asistencia a un recital nocturno en una auténtica aventura. Una pena, porque la pequeña capilla funciona admirablemente como sala de cámara y ello quedó demostrado con la actuación de uno de los conjuntos más destacados en la interpretación de la polifonía del Renacimiento español.

Dirigida por el navarro Carlos Sandúa, La Trulla se presentó en formato de cuarteto vocal masculino y órgano, instrumento que acompaña con mucha discreción. El programa estuvo centrado en villancicos y canciones de Juan Vásquez, auténtica especialidad de un grupo para el que el equilibrio entre tesituras y la claridad son puntales básicos de su estilo. La afinación es siempre impecable, el empaste, suficiente, pero sin que las voces pierdan nunca su individualidad ni su carácter, y evitando en todo momento el perfilado excesivo, tanto por los agudos como por los graves, que a veces se esfuman. Sus versiones suenan nobles y reposadas, un punto solemnes y austeras, lo que ocasiona cierta sensación de uniformidad de todo este repertorio, que sólo rompe un atento seguimiento de los sutiles matices de intensidad o dinámicas.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 5 de diciembre de 2009]


Wikio