martes, 22 de diciembre de 2009

No hay más preguntas

A VUELAPLUMA
Se temían lo peor. Hordas de manifestantes respondiendo a la llamada conjunta de la sociedad civil y de los fantasmas de la Casa Grande. Alguno hasta visualizaba ya la escalinata de Odessa atravesada por ríos de sangre, y si los antidisturbios no llegaron a tiempo fue en realidad por culpa de la lluvia y de los taxistas. Ha sido por eso, ¿verdad? Por eso que se han refugiado en el comunicado de prensa y eludido la responsabilidad moral de comparecer ante los medios para dar respuesta a la inquietud creada en los últimos días. Buena coartada esa de que fuera una reunión del Patronato del Maestranza, pues, al fin y al cabo, la aportación del Ayuntamiento al teatro es tan poco significativa (en torno al 15%) como para que por grande que sea el recorte municipal puedan bandearlo los ejecutivos quitando este pianista de acá, encogiendo los elencos de allá y apostando acullá por minimalistas puestas en escena. Sobre la orquesta, que es la verdaderamente amenazada, absoluto mutismo oficial. Y allí estaban, sus dos patronos, juntitos, en el mismo edificio en el que la ROSS tiene su sede, momento y espacio ideal para despejar dudas sobre el futuro, el que sea, con números sobre la mesa y ante los micrófonos, claros y distintos. Pero se han acostumbrado tanto a los comunicados por mail, a las ruedas de prensa sin preguntas que ahora ya hasta lo creen un derecho, aunque para poseerlo hayan tenido que secuestrar otro.

Wikio