lunes, 30 de noviembre de 2009

Las letras y las notas (1)

Falstaff, personaje shakesperiano protagonista de grandes páginas musicales, visto por Johann Heinrich Füssli
Las crisis agudizan el ingenio. La industria fonográfica, instalada desde hace años en una que parece eterna y que sin embargo no ha impedido que hoy vivamos uno de los momentos más variados y brillantes de la historia del sonido grabado, no cesa de buscar estratagemas capaces de seducir a un aficionado que se ha acomodado con asombrosa rapidez al clic en apariencia gratuito de su computadora personal. Respondiendo a ese afán de búsqueda, la marca madrileña Glossa lleva años proponiendo una hermosa colección de libros-discos que con el título de Ediciones Singulares había recogido hasta ahora algunos trabajos del sello (L’Orfeo de Monteverdi, Sémélé de Marais, Callirhoé de Destouches, Proserpine de Lully, las Sonatas Op.1 de Vivaldi; las óperas francesas lamentablemente sólo en francés), que se ofrecen acompañados por ensayos algo más ambiciosos que los que suelen aparecer en las carpetillas habituales de los cedés y se editan de forma sencilla, elegante y atractiva.

La colección ha dado este año un paso adelante con la serie Los escritores y la música, de la que se han editado ya seis volúmenes. Las relaciones entre música y literatura admiten miradas desde perspectivas muy diversas, aunque desde el punto de vista del escritor, que es el que adoptan estos ensayos, se reducen básicamente a un doble enfoque: la vinculación personal de los literatos con la música y la forma en que ésta aparece reflejada en su obra. A ello se dedican estos estudios someros (entre 50 y 80 páginas) pero repletos de informaciones de interés y de sugerencias que pueden servir de estímulo para investigaciones más profundas.

Raynaldo Hahn retratado por Lucie Lambert en 1907
Cada volumen, que respeta el formato libro de la colección originaria, incluye un prólogo de firma prestigiosa (Siles, Muñoz Molina, Aramburu, Guelbenzu, Molina Foix, Matamoro), el ensayo propiamente dicho, unas ilustraciones en blanco y negro, una cronología y un disco con una selección de las piezas musicales mencionadas en el texto, para lo cual Glossa no ha tirado sólo de su catálogo, sino que ha recurrido a sellos de primerísimo nivel del mercado, en el intento, plenamente logrado, de brindar interpretaciones relevantes. Los seis volúmenes presentados hasta la fecha están dedicados a Dante, Shakespeare, Goethe, Tolstói, Proust y Mann, con ensayos que firman respectivamente Stefano Russomano, Javier Montes, Eustaquio Barjau, Víctor Gallego y Blas Matamoro (los dos últimos). De las febriles delicuescencias del ars nova italiano al rotundo impacto del Pierrot de Schoenberg o el refinamiento decadente de un Reynaldo Hahn, pasando por los humores melancólicos de los compositores isabelinos y el repertorio de los grandes maestros barrocos, clásicos y románticos, la selección musical cumple ampliamente su función ilustrativa y didáctica. Y como el precio del producto es casi idéntico al de un CD normal, la colección presenta un enorme atractivo para un amplio espectro de aficionados a la alta cultura.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 28 de noviembre de 2009]

Dante por Stefano RussomanoShakespeare por Javier MontesGoethe por Eustaquio BarjauTolstói por Víctor GallegoProust por Blas MatamoroMann por Blas Matamoro


Wikio

1 comentario:

Mario Guada Gutiérrez dijo...

Hola:

Interesantísima esta colección.
Yo ya tengo echado el ojo al de Dante y Shakespeare, tanto para mi solaz, como para regalo.

Un abrazo.