sábado, 21 de noviembre de 2009

Mester de Juglaría

Artefactum en el Teatro Lope de Vega de Sevilla en un concierto por su Xv aniversario (© Antonio Pizarro / Diario de Sevilla)[© Antonio Pizarro]

ARTEFACTUM

Concierto XV Aniversario. Programa: Selección de éxitos medievales del grupo. Lugar: Teatro Lope de Vega. Fecha: Miércoles 18 de noviembre. Aforo: Lleno.

* * * *

MESTER DE JUGLARÍA

Culminó Artefactum los fastos por su decimoquinto aniversario con el muy esperado concierto del Lope de Vega, un espectáculo que rozó las tres horas de duración y en el que se dio cumplido repaso a su amplia y variada trayectoria. En enero, con motivo de la participación del grupo en el I Ciclo de Música Antigua de la Universidad, y en septiembre, con el final de la serie de conciertos ofrecidos en las Noches del Alcázar, ya tuve ocasión de comentar en este mismo periódico la importancia del hecho: que un conjunto creado y residente en Sevilla y dedicado a la música medieval lleve 15 años ininterrumpidos de actividad y haya sido capaz de crear en ese tiempo un estilo propio y un público fiel es algo verdaderamente excepcional en una tierra en la que domina el hecho cultural efímero y subvencionado.

Dividido en dos partes, la primera dedicada a hacer glosa de los hitos históricos del grupo, con participación de multitud de invitados, entre ellos algunos antiguos miembros de la formación, y la segunda, más centrada en la actualidad del conjunto, incluida su nueva orientación, aún modesta, hacia la polifonía, que representó la ballata de Landini Ecco la primavera en sugerente versión de sus dos sopranos, Mariví Blasco y Sara Rosique, dividido en dos partes, digo, al espectáculo le faltó una dirección escénica que canalizara el trasiego constante de personas y objetos y algunas horas más de preparación y ensayo.

No obstante, el esfuerzo valió la pena y resultó más que suficiente para que el conjunto mostrara las cartas que ha sabido jugar tan bien siempre: la frescura del estilo, que entronca a menudo con lo popular, el sentido del humor, la variedad y riqueza tímbrica, la prevalencia del ritmo, ayer no obstante algo triste por la lesión de Álvaro Garrido en su hombro derecho, lo que no impidió al auténtico líder del grupo participar activamente de la fiesta. Piadosas cantigas a Santa María y procaces canciones goliardescas, danzas cortesanas y trovas cantineras encontraron una vez más en Sevilla a sus juglares predilectos. Que dure, que 15 años no son nada.

[Publicado en Diario de Sevilla el viernes 20 de noviembre de 2009]

Wikio