martes, 16 de septiembre de 2008

Verano de 1680

Las Fantasías de Purcell por Hespèrion XX
Henry Purcell (1659-1695): FANTASIAS FOR THE VIOLS 1680
Hespèrion XX
Director: Jordi Savall

Jordi Savall, viola soprano
Wieland Kuijken, bajo de viola
Sophie Watillon, hautecontre de viola
Eunice Brandao y Sergi Casademunt, tenores de viola
Marianne Müller y Philippe Pierlot, bajos de viola


1. Fantasía upon a note

2. Fantasía en 3 partes I
3. Fantasía en 3 partes II
4. Fantasía en 3 partes III

5. Fantasía en 4 partes (10 de junio de 1680)
6. Fantasía en 4 partes (11 de junio de 1680)
7. Fantasía en 4 partes (14 de junio de 1680)

8. In Nomine en 6 partes

9. Fantasía en 4 partes (19 de junio de 1680)
10. Fantasía en 4 partes (22 de junio de 1680)
11. Fantasía en 4 partes (23 de junio de 1680)

12. Fantasía en 4 partes (30 de junio de 1680)
13. Fantasía en 4 partes (18 de agosto de 1680)
14. Fantasía en 4 partes (31 de agosto de 1680)

15. In Nomine en 7 partes
----------
ALIA VOX AVSA 9859 (Diverdi) [54'10'']
Grabación: Octubre de 1994


Verano de 1680. Henry Purcell tiene sólo 20 años. Es ya compositor de la Corte y organista en Westminster. Empieza también a trabajar para el teatro. Su fama no cesa de crecer. En breve será considerado el mayor talento musical de Inglaterra. En realidad, bastaría con la vuelta de tuerca que dio entonces a uno de los géneros más venerables de la música inglesa para que su reinado como Orfeo británico arrancase en aquel justo punto (sin que aun hoy se le vea el final), pero para esa fecha el consort de violas es sólo un glorioso recuerdo del pasado. Tras la Restauración, el gusto ha cambiado y a Purcell ni se le ocurre editar las obras que dedica a esa asociación instrumental. La viola da gamba era un instrumento mestizo nacido en España que triunfó muy pronto en Italia, de donde saltó a las islas británicas aún en el siglo XVI. Los compositores británicos lo aceptaron como propio y le dieron el mismo destino que antes habían otorgado a las flautas dulces: el whole consort (esto es, conjunto de instrumentos de igual familia, en oposición al broken consort), para el que crearon una música de singular refinamiento contrapuntístico. Todos los grandes, de Byrd a Locke, de Gibbons a Jenkins o Lawes escribieron fancies para las violas. En aquel verano de 1680 un Purcell de 20 años los superó a todos, dando carpetazo al género con un genio reservado sólo a los más grandes (puede pensarse en Monteverdi y su recopilación de la Selva Morale e Spirituale al final de su vida, en Bach y El arte de la fuga, en los últimos cuartetos de Beethoven...).

Tres fantasías para 3 violas, nueve para 4 (cada una con la fecha en que fue escrita), una para 5 ("sobre una nota", posiblemente la más famosa de todas, con ese famoso Do como pedal en la cuarta viola) y dos In Nomine (uno para 6 y el otro para 7 violas) vieron la luz en aquellos días. Música que quedó sin publicar y que se ha conservado en un manuscrito hoy depositado en el Museo Británico. En 1994, Hespèrion XX hizo con estas obras uno de sus mejores discos para el antiguo sello Astrée y Savall lo ha recuperado hace unos meses para la serie Heritage de Alia Vox. El disco, que se presenta en formato SACD y como homenaje a Eunice Brandao y Sophie Watillon, miembros de Hespèrion en la época de la grabación, ambas fallecidas a edad demasiado temprana, conserva los valores que lo hicieron justamente apreciado. Tan sugerente resulta la sonoridad redonda, profunda y melancólica del conjunto como la lentitud extasiante de su interpretación, una mirada absolutamente distinta a la que acaba de publicar Winter & Winter, que ha sido la que me ha hecho volver sobre esta grabación. No me pregunten cuál es mejor. Son tan diferentes que se complementan.


Purcell: Fantasía para 4 violas (23 de junio de 1680). [5'08''] Hespèrion XX. Jordi Savall

3 comentarios:

ANA DE LA ROBLA dijo...

¿Qué te parece la edición de Mirare de las Fantasías para violas de Purcell?

Pablo J. Vayón dijo...

¿La de Pierlot? Muy buena. En la línea de Savall, pero todo más depurado y un puntito más intenso. Además el disco incluye, junto a las 15 Fantasías, un par de obras para violines.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Sí, la tengo y la ensalzo :-) Era por conocer tu opinión, me parece un gran disco.