jueves, 25 de septiembre de 2008

Amadeo se divierte

Casaciones y divertimentos de Mozart por La Petite Bande
Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791): CASSATIONS KV 63 AND 99 - DIVERTIMENTO KV 205
La Petite Bande
Director: Sigiswald Kuijken

Sigiswald Kuijken, Makoto Akatsu y Giulio D'Alessio, violines
Sara Kuijken, violín y viola
Marleen Thiers, viola
Benoît Vanden Bernden, contrabajo
Patrick Beaugiraud y Vinciane Baudhuin, oboes
Renée Allen y Helen MacDougal, trompas
Rainer Johannsen, fagot
Ewald Demeyere, clave


1. Casación en sol mayor KV 63
2. Divertimento en re mayor KV 205 (KV 167a) (incluye la Marcha KV 290 (KV 167b)
3. Casación en si bemol mayor KV 99 (KV 63a)
----------
ACCENT ACC 24187 (Diverdi) [74'13'']
Grabación: Octubre de 2006


Cuando en la primavera de 1769 Mozart compone sus primeras casaciones tiene 13 años y ya ha escrito sinfonías, óperas y oratorios, de modo que las clases acomodadas y las autoridades de Salzburgo lo consideran preparado para animar sus festejos y ceremonias. Aunque escrita para orquesta como la sinfonía, los distintos números que forman una casación no se tocan sin interrupción, como los de aquélla, sino que, pensados para realzar celebraciones de todo tipo, van siendo ejecutados en intervalos variables, por ejemplo, para anunciar la llegada de cada uno de los invitados a un rito o para acompañar la entrada de cada nuevo plato en un banquete. Función por completo utilitaria, casi servil, que no supone para Mozart un obstáculo a la hora de encadenar páginas de música que hoy siguen escuchándose con una sonrisa en los labios, pues en ellas domina por supuesto el encanto rococó, tan bien representado por las marchas de apertura y los minuetos, siempre por parejas, pero pueden también encontrarse pasajes contrapuntísticos que parecieran salidos de la mano de un Fux y pequeñas píldoras de concentrado prerromántico que provocan auténtico embeleso. El carácter de la casación es en el fondo parecido al de serenatas y divertimentos. El KV 205 fue escrito en agosto o septiembre de 1773, en Viena, seguramente para que fuera ejecutado en el jardín de una residencia particular. En el fondo este Divertimento no es otra cosa que un trío de cuerdas con dos trompas obligadas y un fagot que se limita a doblar la parte del bajo. Para resaltar los paralelismos con las casaciones, Kuijken lo abre aquí con la Marcha KV 290 escrita por aquella época y quizá pensada realmente para esta misma utilidad. La Petite Bande siempre ha sido mejor conjunto para el Clasicismo que para el Barroco. Aquí está en su salsa.

Boomp3.com
Mozart: Adagio de la Casación KV 63. [8'28''] La Petite Bande. Sigiswald Kuijken

4 comentarios:

Papagena dijo...

La verdad es que tener que depender de servidores externos es un rollo, en eso Wordpress está a años luz, estos de Blogger están en el Cretácico. Mientras lo apañan podrías poner un enlace a box.net, que aunque te obliga a salirte del blog para escuchar la música también te permite descargártela, y puedes volver una vez está sonando.

A todo esto, Viva Mozart!!!

Anónimo dijo...

Te he agregado a mis blogs favoritos, si tienes la amabilidad podrias agregarme tú.

Es: http://pavelkreutzer.blogspot.com

Gracias.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Puedes hacerlo desde BooMP3 (http://boomp3.com). No tienes siquiera que inscribirte, y el formato del fichero no está mal: echa si quieres un vistazo a los dos archivos nuevos que he colgado en mis Victorias. Yo he abandonado goear por esos interminables minutos.

Pablo J. Vayón dijo...

Tercer día de interrupción del servicio. (¿Los de Goear entienden el significado del sintagma "unos minutos"?) No quería usar otro servidor, más que nada por no duplicar trabajo, pero utilizaré temporalmente alguno de los que graciosamente me sugerís.