miércoles, 28 de abril de 2010

El corazón del sonido

Zahir Ensemble
ZAHIR ENSEMBLE

Ciclo de Música Contemporánea de Zahir Ensemble. La música francesa del siglo XX. Solistas: Javier Trigos, clarinete; Dieter Nel, violonchelo; Antonio Flores, electrónica. Director: Juan García Rodríguez. Programa: Dérive 1 y Dialogue de l’ombre double de Pierre Boulez; Donc y Espace brisé de Jorge Fernández Guerra. Lugar: Sala Joaquín Turina del Centro Cultural Cajasol. Fecha: Miércoles 27 de abril. Aforo: Dos tercios.

* * * *

ECOS DESDE EL CORAZÓN DEL SONIDO

Las breves introducciones que hasta ahora habían abierto los conciertos de este espléndido ciclo de Zahir Ensemble en torno a la música francesa del siglo XX, se extendieron ayer más de lo normal, pero la excepcionalidad valió la pena, pues Jorge Fernández Guerra (Madrid, 1952) argumentó con admirable y didáctica claridad la causa de la crisis de las vanguardias de posguerra, vinculándola a la experimentación con el espectro sonoro, que llevó a las nuevas generaciones de compositores a penetrar en el corazón del sonido para desmontar los dogmáticos planteamientos racionalistas de sus mayores.

El tema no era baladí, pues se programaban dos obras de uno de los santones del serialismo integral de los 50, Pierre Boulez (Montbrison, 1925), cuya música también se vio conmovida por las formas más comunicativas, expresivas y sensuales que empezaron a florecer en los años 80. Tanto en Dérives 1 (1984) como, sobre todo, en la formidable Dialogue de l’ombre double (1985) obra en la que un clarinete solista dialoga (se enfrenta) a una banda magnética grabada previamente por el propio clarinetista que se expande a través de seis altavoces distribuidos por la sala, el timbre y el juego con la espacialidad y las resonancias adquieren una importancia decisiva. Como en algún otro tour de force con este mismo grupo (recuerdo su impresionante Clair de Donatoni), Javier Trigos fue un prodigio de concentración, claridad, flexibilidad y capacidad de matización, dejando el que será sin duda uno de los momentos más memorables de este ciclo.

Del propio Fernández Guerra se escucharon Donc, para violonchelo solista (impecable Dieter Nel en su contrastadísimo trabajo), obra recién estrenada en París y que hacía su presentación española; y Espace brisé (1994), un cuarteto que se sumerge justo en la dialéctica promovida por el cambio de paradigma de las vanguardias finiseculares.

[Publicado en Diario de Sevilla el miércoles 28 de abril de 2010]

Wikio