sábado, 10 de abril de 2010

Yo tengo en mi tele un torito

A VUELAPLUMA

El miércoles pasado el English National Ballet presentó en el Teatro de la Maestranza de Sevilla la Cenicienta clásica de Michael Corder.

¡Ajá! Así que La cenicienta. ¿Y eso lo sabe la ministra Aído?

Igual da que lo sepa o no, porque el miércoles fue también el día escogido por don Paulino Plata Cánovas para hacer su primera comparecencia oficial como nuevo consejero de cultura de la Junta de Andalucía. Allí mismo, frente a la Torre del Oro.

¿En el ballet de Prokofiev?, ¡no joda!

No, hombre, no, al otro lado del río. Apareció junto a Salvador Távora, que presentaba su nueva gira de Carmen, ya sabe, aquella ópera con cornetas, tambores y toro dentro...

Ah, bueno, pero da igual, siendo su primera alocución pública seguro que el consejero aprovechó para tranquilizar al sector y habló de los problemas económicos de los teatros, las orquestas, los museos, del comunicado de los Gestores culturales, de los foros de debate sobre el plan estratégico...

Sí, sí, de eso, de eso habló, del foro, del que dice que va a crear sobre el papel del toro como inspiración cultural. Y del flamenco, también habló del flamenco.

Así que, para empezar, toros y flamenco. Qué imaginación la del Consejero. Y cómo se nota que ha pasado por Turismo. Esta debe de ser la cuarta o la quinta (he perdido ya la cuenta) modernización de Andalucía: to er mundo con el torito y la flamenca en lo arto er televisó.

No se queje, que pudo ser peor. Por allí se vio también a Quintero, ya sabe, la voz del pueblo en carne viva. Sólo faltaba Herrera, animando las conversaciones con sus chascarrillos anales...

Para los anales queda, sí.


Wikio

3 comentarios:

FLV-M dijo...

No seas tan cascarrabias, que donde se ponga una buena corrida...

Pablo J. Vayón dijo...

Uy, me acabas de hacer recordar un chiste verde y bastante zafio que contaban Los Morancos sobre Espartaco, las teles y las corridas, pero mejor me lo callo...

ana de la robla dijo...

Hablando de estas cosas del flamenco y la cultura oí ayer a un mamarracho del sur que conozco muy bien... (y que siempre arrima el ascua a su sardina, por cierto).