jueves, 29 de octubre de 2009

El alimento del amor

Paul Agnew canta música de Purcell en Ambroisie
PURCELL - THE FOOD OF LOVE

Paul Agnew, tenor
Anne-Marie Lasla, viola da gamba
Elizabeth Kenny, tiorba y guitarra
Blandine Rannou, clave y órgano

Henry Purcell (1659-1695):

1. If music be the food of love Z.379c
2. Corinna is divinely fair Z.365
3. Ah! How sweet it is to love Z.613/2
4. What a sad fate is mine, a song on a Ground Z.428
5. I see she flies me Z.573/1b

6. Francisco Corbetta (c.1615-1681): Caprice de chaconne [La guitarre Royale, 1670]

Henry Purcell:
7. O Solitude Z.406
8. Music for a while Z.583/2
9. Ground en do mayor para clave Z.D221
10. O! Fair Cedaria Z.402
11. Man is for the women made Z.605/3
12. Not all my torments can your pity move Z.400
13. On the brow of Richmond Hill Z.405
14. Pious Celinda goes to pray’rs Z.410
15. When fi rst I saw Aurelia’s eyes Z.627 A/1

16. Christopher Simpson (1610-1669): Preludio en re [The Division-Viol, 1665]

Henry Purcell:
17. The Cares of Lovers Z.632/17
18. The fatal hour comes on apace Z.421
19. I loved fair Cecilia Z.381
20. When her languishing eyes said "Love" Z.432

21. Robert de Visée (c.1658-1725): Preludio en re menor [Livre de guitarre, 1682]
22. Henry Purcell: A Morning Hymn (Thou wakeful shepherd) Z.198
23. Christopher Simpson: Preludio en mi [The Division-Viol, 1665]

Henry Purcell:
24. The earth trembled Z.197
25. Now that the sun has veil’d his light (An Evening Hymn on a Ground) Z.193
26. If music be the food of love Z.379a
----------
AMBROISIE AM185 (Diverdi) [74'14'']
Grabación: Febrero de 2009


El escocés Paul Agnew muestra con este recital dedicado a Henry Purcell una madurez como cantante que se aprecia no sólo en el afianzamiento de su registro grave (la voz de partida es la de un tenor ligero que recurre al falsete para las notas más agudas), sino en el control del fiato y de la proyección, pues la intención expresiva y la sensibilidad estuvieron siempre en su haber artístico. Anne-Marie Lasla (viola da gamba), Elizabeth Kenny (tiorba y guitarra) y Blandine Rannou (clave y órgano) acompañan con pasión y exquisita delicadeza.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 24 de octubre de 2009]


Purcel: Music for a while. [4'32''] Agnew, Lasla, Kenny, Rannou.

Music for a while
Shall all your cares beguile,
Wondering how your pains were eased
And disdaining to be pleased,
Till Allecto free the dead
From their eternal bands,
Till the snakes drop from her head
And the whip from out her hands.

[La Música, por un momento,/ Te distraerá de todas tus cuitas:/ Te preguntarás cómo se han aliviado tus pesares/ Y los desdeñarás para gozar,/ Hasta que Alecto libere a los muertos/ De sus trabas eternas,/ Hasta que caigan las serpientes de su cabeza/ Y el látigo de sus manos.]



2 comentarios:

Mario Guada Gutiérrez dijo...

Hola:

Me ha encantado su Music for a while.
Paul Agnew me parece sencillamente un cantante extraordinario. Soy un gran admirador suyo desde hace años, cuando le descubrí haciendo barroco francés con LAF y Christie. Desde aquel momento no he dejado de disfrutar muchísimo con su voz -su timbre y técnica en los agudos me alucinan-.

Es cierto que tiene muchos problemas con las agilidades -las ataca de garganta y son desastrosas-, pero aún así, me sigue pareciendo un cantante de los que hay pocos, sobre todo por el descomunal gusto que demuestra cantando. Está en el número uno de mis tenores favoritos, aunque ahora ande empatado con James Gilchrist.

Este disco caerá seguro.

Gracias.

Un mvsical abrazo.

Anónimo dijo...

Lo mejor de Agnew, para mi gusto, y veo que coincidimos, es su enorme capacidad de transmitir las emocines, su expresividad casi sin par, y sus magníficos graves, exraordinarios en un tenor agudo.

Sobre sus incursiones en el barroco itálico, sigo reocrdando su "Se ciecco affeto" de Atenaide como ejemplo de sensibilidad. Lo de la ornemantación quizá no sea tanto lo suyo.

Saludos cordiales

Orfeo Euclides.