lunes, 19 de octubre de 2009

Dramas de Hoffmann

Jacques Offenbach fotografiado por Nadar
Aunque en los últimos años ha empezado a reconocerse el valor de la música ligera de Jacques Offenbach (1819-1880), son Los Cuentos de Hoffmann los que siguen manteniendo el prestigio del compositor en todos los teatros del mundo. Obra maestra indiscutible, que quedó inacabada a la muerte del músico, su riqueza reposa no sólo en su extasiadora belleza melódica, la sutileza de sus soluciones armónicas y rítmicas, su exuberante orquestación y su dúctil estructura musical, que combina el aria y el recitativo con los más variados conjuntos, sino también en sus inmensas posibilidades interpretativas y representativas. Hoffmann, que revive su drama de amor, deseo y muerte en su sucesiva relación con tres figuras femeninas (Olympia, la autómata; Antonia, la enferma; Giulietta, la cortesana), funciona como un auténtico prototipo del poeta romántico que busca el sentido de su existencia y de su arte en los bordes de la realidad humana y de la descomposición social sin terminar de hallar más que sombras, drama y desconsuelo (¿sutil alusión a la realidad de Francia tras la caída estrepitosa del Segundo Imperio?).

Un momento de la producción de Olivier Py de Los Cuentos de Hoffmann de Offenbach en Ginebra
Bel Air ofrece la producción que Olivier Py preparó en octubre de 2008 para el Gran Teatro de Ginebra, en el marco de una trilogía sobre la figura del diablo, que completaban La condenación de Fausto de Berlioz y El cazador furtivo de Weber, obras todas que sondean la relación entre el artista romántico y el universo de lo fantástico, lo onírico, lo demoníaco. Aunque el juicio se enriquecería con una visión global de los tres montajes, puede afirmarse que Py ofrece una mirada amarga y pesimista sobre la obra de Offenbach, todo ello a través de un complicado entramado escénico de escaleras, espejos y volúmenes en continuo movimiento, encuadres de carácter cinematográfico y una iluminación casi cabaretera, que no impide el dominio de un ambiente general de naturaleza tenebrista. Eros y Tanatos sostienen el concepto de la producción. Hay desnudos ficticios y reales, cópulas simuladas, un aire global de fatalismo y un continuo trasiego de personajes y figurantes que no ayuda al descifrado de la simbología que impregna la escena.

Musicalmente, Patrick Davin se muestra más eficaz que refinado, y el equipo vocal resulta muy competente: la frescura y agilidad de Patricia Petibon (Olympia) contrasta con la emotividad de Rachel Harnisch (Antonia) y la vehemencia de Maria Riccarda Wesseling (Giulietta). Pese a algunos apuros en el límite agudo, Marc Laho encarna con propiedad a Hoffmann, Nicolas Cavallier convence en los cuatro papeles de villano y Stella Doufexis resulta una exquisita fraseadora como Nicklausse. Magnífico equipo de comprimarios, con menciones destacadas para Eric Huchet, Francisco Vas, Bernard Deletré y Gilles Cachemaille.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 17 de octubre de 2009]


Les Contes d'Hoffmann de Offenbach en la producción de Olivier Py para el Gran Teatro de Ginebra
Jacques Offenbach (1819-1880): LES CONTES D'HOFFMANN
ópera fantástica en 5 actos (versión de Fritz Oeser) con libreto de Jules Barbier y Michel Carré

Marc Laho, tenor (Hoffmann)
Stella Doufexis, mezzosoprano (Musa / Nicklausse)
Nicolas Cavallier, barítono (Lindorf / Coppelius / Miracle / Dapertutto)
Eric Huchet, tenor (Andrès / Cochenille / Frantz / Pitichinaccio)
Patricia Petibon, soprano (Olympia)
Rachel Harnisch, soprano (Antonia)
Maria Riccarda Wesseling, soprano (Giulietta)
Nadine Denize, mezzosoprano (Madre de Antonia)
Francisco Vas, tenor (Spalanzani)
Bernard Deletré, bajo (Schlemil)
René Schirrer, barítono (Luther)
Gilles Cachemaille, barítono (Crespel)
Bisser Terziyski, tenor (Nathanaël)
Romaric Braun, bajo (Hermann)
Delphine Beaulieu (Stella)

Coro del Gran Teatro de Ginebra
(Director: Ching-Lien Wu)
Coro Orpheus de Sofía
(Director: Krum Maximov)
Orquesta de la Suisse Romande
Director: Patrick Davin

Director de escena e iluminación: Olivier Py
Escenografía y vestuario: Pierre-André Weitz

Coproducción del Gran Teatro de Ginebra y el Teatro de Caen

Director de vídeo: Philippe Béziat
Subtítulos en francés, inglés, alemán y español
Bonus: Après le spectacle (Director: Denis Sneguirev) [subtítulos sólo en inglés]
----------
2 DVD BEL AIR BAC049 (Harmonia Mundi) [177' - 26' (bonus)]
Grabación: Octubre de 2008


video