lunes, 18 de enero de 2010

La Comedia de Sciarrino

Salvatore Sciarrino
En 1987, la RAI encargó a Salvatore Sciarrino (Palermo, 1947) música para una serie televisiva que contendría la lectura en 104 capítulos de la Divina Comedia de Dante, un empeño titánico que alcanzaría las 15 horas de duración y que el compositor afrontó con muchas reservas, como posteriormente reconoció. Pese a que en casi toda la producción del maestro italiano es perfectamente rastreable una intensa pulsión dramática, para su Comedia, Sciarrino renunció desde el principio a la representación de los acontecimientos y, por supuesto, a su descripción. La obra no tendría tampoco nada que pudiera entenderse como un seguimiento del original literario, palabra por palabra, nada parecido a una ópera, sino "una estructura compleja que se articulase en torno al poema, un proyecto unitario. Pensé en un sólo trazo musical, de proporciones gigantescas, pero perfectas".

A partir de aquel ciclópeo trabajo, que el músico articuló en torno a una primera estructura de poco más de media hora que se repetía cíclicamente, Sciarrino extrajo una obra sinfónica, Sui poemi concentrici, que dividió en tres bloques de aproximadamente igual duración, en origen unos 33’, lo que sumados hacen un centenar, en buena correspondencia pues con las tres partes (Infierno, Purgatorio, Paraíso) y los cien cantos de la Comedia, una relación que también se refleja en el título, pues, como se sabe, los reinos de Dante se disponen en círculos concéntricos.

El compositor siciliano incluye en su obra instrumentos solistas sin una explícita voluntad concertante (violonchelo para el Infierno, flauta, clarinete y violonchelo para el Purgatorio y flauta, violín y viola d'amore para el Paraíso), aunque no sea del todo extravagante la evocación de un gran concerto grosso en un compositor que recurre con frecuencia a la gran tradición musical de Occidente. Los instrumentos solistas pueden entenderse además como representativos de los acompañantes del poeta en su tránsito de la oscuridad (el violonchelo, que haría de Virgilio) hacia la luz (una Beatriz a la que daría voz la viola d'amore), mientras que los otros solistas representarían al resto de acompañantes que el poeta va encontrando en su viaje.

Peter Rundel (© Henrik Jordan)[Peter Rundel (© Henrik Jordan)]

El carácter de cada etapa condiciona por supuesto el de la música, nocturnal al principio, luminoso al final (nadie puede abstraerse a esos filados etéreos del violín), pero toda la obra está construida con una coherencia asombrosa, de forma tal que los cambios de atmósfera se trazan con una sutileza admirable, sin violentar en ningún momento ni la forma escogida ni la esencia del estilo del compositor. Y es que la poética del silencio, del susurro, de la levedad, del estatismo, tan característica de Sciarrino, impregna en todo momento esta compleja página orquestal que en esta versión, espléndidamente servida por solistas del Ensemble Recherche y la Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín dirigida por Peter Rundel, crece por encima de las dos horas, un tiempo que no pesará en absoluto a los buenos degustadores de los ocultos tesoros de la contemporaneidad.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 16 de enero de 2010]

Sui poemi concentrici de Sciarrino en Kairos
Salvatore Sciarrino (1947) SUI POEMI CONCENTRICI I, II, III

Ensemble Recherche
Martin Fahlenbock, flauta
Shizuyo Oka, clarinete
Melise Mellinger, violín
Barbara Maurer, viola d'amore
Lucas Fels, violonchelo

Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín
Director: Peter Rundel

CD 1

Sui poemi concentrici I

CD 2

Sui poemi concentrici II

CD 3

Sui poemi concentrici III
----------
3 CD KAIROS 0012812KAI (Diverdi) [47'40'' - 49' 38'' - 45'29'']
Grabación: Enero de 2004



Sciarrino: Sui poemi concentrici III (fragmento). [4'53''] Ensemble Recherche. Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín. Peter Rundel

Wikio