martes, 19 de enero de 2010

Instrucciones

Obras de cámara y para danza de César Camarero
CÉSAR CAMARERO - OBRAS DE CÁMARA Y MÚSICA PARA DANZA

Solistas del Plural Ensemble
Ana María Alonso, viola (en 1)
Margarita Sikoeva, violín (en 2)
David Apellániz, violonchelo (en 2 y 4)
Alberto Rosado, piano (en 2, 3 y 4)
Beatriz de Agapito Agud y Daniel Martínez Roura, manipuladores del piano (en 4)


Academia de Música Contemporánea de la Joven Orquesta Nacional de España (JONDE) (en 5)
Compañía Nacional de Danza 2 (en DVD)
Director: Fabián Panisello

César Camarero (1962)

CD

1. Inversión, para viola (2008)
2. Pulsión, para violín, violonchelo y piano (2007)
3. Música para inducir al sueño, para piano (2005)
4. Nostalgia de un paisaje futuro, para clarinete, violonchelo y piano con manipuladores de armónicos (2004)
5. Instrucciones para dejarse caer al otro lado del vacío, para orquesta de cámara (2006)

DVD

Instrucciones para dejarse caer al otro lado del vacío, música para danza (2006)
----------
CD + DVD VERSO VRS 2081 (Diverdi) [59'45'' - 34']
Grabación: Septiembre de 2006, Junio de 2008 y Septiembre de 2009


Este nuevo disco dedicado a la música de cámara de César Camarero incluye una de sus obras más ambiciosas, Instrucciones para dejarse caer al otro lado del vacío, pieza coreográfica de casi 34’ de duración concebida, en colaboración con el bailarín Chevi Muraday, para el Festival de Música Contemporánea de Alicante, que se ofrece doblemente, en CD y en DVD, con el espectáculo tal y como lo presentaron en septiembre de 2006 la Compañía Nacional de Danza 2 y la Academia de Música Contemporánea de la JONDE dirigida por Fabián Panisello. La realización coreográfica, sin referentes dramáticos ni argumentales, es visualmente muy atractiva, y la música, que nace pegada a ella de manera excepcional, no pierde ni un ápice en la escucha independiente, reflejando a la perfección el mundo estético de Camarero, hecho de veladas sugerencias, de una sencillez que debe entenderse como la ausencia absoluta de énfasis, lo que no impide las insistentes miradas sobre un mismo material desde perspectivas diferentes, una especie de cubismo que se alimenta también del tratamiento refinadísimo de la textura y del valor de cada sonido en sí mismo. Inmersión (2008) para viola sola, pura introspección del instrumento, Música para inducir al sueño (2005), deliciosa nana pianística, y dos tríos, el soberbio Nostalgia de un paisaje futuro (2004), para clarinete, cello y piano, y el mucho más físico e intenso Pulsión (2007), completan un álbum para gourmets de lo moderno.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 16 de enero de 2010]

video

Wikio