miércoles, 23 de septiembre de 2009

Bernardini de ayer y de hoy

Conciertos de oboe en la Edición Vivaldi de Naïve por ALfredo Bernardini
VIVALDI - CONCERTI PER OBOE

Alfredo Bernardini, oboe
Zefiro
Director: Alfredo Bernardini

Riccardo Minasi e Isabella Bison, violines
Teresa Ceccato, viola
marco Ceccato, violonchelo
Paolo Zuccheri, contrabajo
Luca Gugliemi, clave y órgano
Evangelina Mascardi, tiorba
[RV 447, 451, 457 y 450]

Manfredo Kraemer y Pablo Valetti, violines
Judith Foldes, viola
Balázs Máté, violonchelo
Lorenz Duftschmid, violone
Pierre Hantaï, clave y órgano
Rolf Lislevand, tiorba y guitara barroca
[RV 455, 463 y 453]


Antonio Vivadli (1678-1741):

1. Concierto para oboe, cuerdas y continuo en do mayor RV 447
2. Concierto para oboe, cuerdas y continuo en fa mayor RV 455
3. Concierto para oboe, cuerdas y continuo en do mayor RV 451
4. Concierto para oboe, cuerdas y continuo en la menor RV 463
5. Concierto para oboe, cuerdas y continuo en fa mayor RV 457
6. Concierto para oboe, cuerdas y continuo en re mayor RV 453
7. Concierto para oboe, cuerdas y continuo en do mayor RV 450
----------
NAÏVE OP 30478 (Diverdi) [71'45'']
Grabación: 1994 (RV 455, 463, 453) y Abril de 2008


Este disco reúne grabaciones de Conciertos para oboe de Vivaldi realizadas por Alfredo Bernardini y su grupo Zefiro con catorce años de diferencia entre las más antiguas (RV 455, 453 y 463) y las modernas (RV 447, 450, 451 y 457). El aire general de las interpretaciones es parecido: Zefiro toca con voz por parte y un tipo de articulación y de contrastes similar, aunque en las piezas grabadas recientemente parece haberse hecho especial hincapié en el refinamiento del fraseo y en la flexibilidad del continuo. Como solista, Bernardini es un prodigio de virtuosismo y delicadeza.

[Publicado en Diario de Sevilla el sábado 19 de septiembre de 2009]


Vivaldi: Concierto para oboe en fa mayor RV 455 (Allegro - Largo - Allegro). [8'43''] Alfredo Bernardini. Zefiro

2 comentarios:

Mario Guada Gutiérrez dijo...

Hola:

Este sí caerá por méritos propios.
Bernardini es un genio absoluto. Pocos, muy pocos, pueden conseguir un sonido tan bello de un oboe barroco -para mí, junto al gran Ponseele, son los auténticos maestros-.

Suena realmente potente, a pesar de contar con una sóla voz por parte.

¿Te mojarías? Cualitativamente, ¿cuál de las dos agrupaciones logra mejores resultados?

Un mvsical abrazo.

Pablo J. Vayón dijo...

El equipo del 94 es absolutamente formidable (sólo hay que mirar los nombres), pero el tiempo pasado se nota, y el conjunto actual cuida más el fraseo y consigue un continuo algo más flexible y delicado. De todos modos, la cabeza de Bernardini también se nota, pues hay que recordar que en 1994 Kraemer y Valetti acababan de fundar The Rare Fruits Council con la exageración como fundamento explícito de su apuesta estética, y aquí sin embargo todo suena muy contenido y equilibrado... Buenísimo en cualquier caso.