miércoles, 12 de mayo de 2010

Tiempo de oportunidades

Ventura Rico (© José Ángel García)
[Ventura Rico (© José Ángel García)]

Con todo el aforo vendido, la Orquesta Barroca de Sevilla (OBS) puso el pasado lunes un brillante broche a la trigésimo tercera edición del Festival de Música Antigua de Barcelona. Los 600 espectadores que llenaban la Sala Oriol Martorell del Auditorio de la Ciudad Condal se rindieron al destello, el entusiasmo, el refinamiento técnico y la hondura expresiva de un conjunto que repetía el programa que el día antes había ofrecido en el centro Cultural Cajasol de Sevilla, en el que, en palabras de Ventura Rico, fundador y coordinador del conjunto, puede haber sido el último concierto ofrecido por la OBS bajo el patrocinio de la entidad sevillana.

Pocas horas antes de su debut en el festival catalán, Rico se reafirmaba, en declaraciones exclusivas a este periódico, en las afirmaciones hechas la víspera durante una conferencia pronunciada en la Casa de la Provincia, cuando censuró la actitud de los actuales responsables de la Obra Cultural de Cajasol. "La confianza se ha quebrado. Me gustaría equivocarme, pero creo que nuestra relación con Cajasol está agotada".

En su charla del domingo, Rico había sido rotundamente claro: la OBS no está en condiciones de mantener su estructura administrativa, que ha sido reducida al mínimo imprescindible, más allá de febrero o marzo de 2011. Pasado ese tiempo ("el reloj está en marcha", advirtió) y si no se ha encontrado alternativa al actual modelo de financiación, el grupo se vería abocado a la desaparición. El lunes, en Barcelona, quiso matizar este anuncio: "Nada más lejos de mi intención que identificarme hasta ese punto con la orquesta. Lo que quise decir es que yo, por edad y por necesidades vitales, ya no estoy en condiciones de reiniciar el proyecto desde cero. Si la estructura administrativa de la orquesta se cae, será como retroceder 15 años. Y yo no voy a hacerme cargo de gestionar esa situación. Así que llegado ese caso la única opción sería que alguien, preferiblemente joven, tomara el relevo, pero que se sepa que es para volver a construirlo todo de nuevo".

La sustitución de Cajasol por otra entidad financiera es una alternativa que Ventura Rico considera razonable, y de hecho, confesó a este periódico que ha mantenido ya algún contacto con Unicaja, y que gracias a su estupenda relación con La Caixa podría pensarse en una colaboración estrecha para cuando entre en funcionamiento el Caixaforum en Sevilla, allá por 2015, aunque reconoció a la vez que la entidad catalana le ha hecho saber que no tiene por costumbre apoyar de forma exclusiva a conjuntos musicales de ningún tipo.

Otras posibilidades de patrocinio no se descartan, pero el modelo ideal está, según Rico, por crear. "Contemplo la posibilidad de contratar a una quincena de músicos fijos para trabajar diez días al mes durante ocho meses al año. Eso nos permitiría tener una temporada de ocho producciones anuales en Sevilla, que luego podríamos vender fuera, pues cada producción nos lleva sólo entre dos y tres días de ensayos. Hemos empezado a trabajar con la agencia de Carmen Prieto, una de las más importantes de España, y vamos a tener posibilidades reales de vender producciones, pero al menos hemos de poder hacerlas. Éste es un esquema flexible, que podría complementarse con otras cosas, y que además permite al músico mantener su actividad freelance, que considero crucial para su desarrollo artístico. No queremos un modelo funcionarial. Pero este planteamiento debería poder asumirlo alguna institución. Podría salir incluso de un convenio entre Junta y Ayuntamiento. Lo cierto es que el equipo de Juan Ignacio Zoido me ha pedido un estudio sobre cuál sería mi modelo ideal de orquesta, y voy a trabajar en detalle sobre este proyecto para presentárselo. Falta concretar, afinar en los números, pero creo que nos bastaría con una cifra cercana a los 200.000 euros para poder brindar a Sevilla otra orquesta estable. Y que nadie piense que tengo ninguna intención de politizar al grupo: éste es un proyecto que debe de estar por encima de las luchas partidistas, es un proyecto de futuro para la ciudad. Mi deseo sería poder entregar también el proyecto al equipo del PSOE que se presente a las próximas elecciones municipales".

Los tiempos de crisis también son tiempos de oportunidades, y Rico estima que la OBS parte de una posición de ventaja con respecto a la mayoría de conjuntos españoles de sus características. "Estamos mejor situados, y yo soy optimista. Quizá nos habíamos acomodado a un modelo de funcionamiento aceptable, pero no el mejor de los posibles. A lo mejor esta crisis tampoco nos viene tan mal, y eso a pesar de que en España tenemos muchos temas pendientes por resolver. En realidad el sector del concierto, profesionalmente hablando, no existe entre nosotros: es puro voluntarismo de amateurs. Seguimos siendo una colonia de los grupos foráneos. Pero yo lo afirmo aquí y ahora: nuestra orquesta está al nivel de las mejores de Europa, ni más ni menos, y me resulta indignante que esas grandes giras con grandes obras que hacen por nuestro país los grupos franceses o alemanes estén vedadas para nosotros". Las aclamaciones del entendido público barcelonés el pasado lunes pueden hacer pensar que son más los que así lo creen.

[Publicado en Diario de Sevilla el miércoles 12 de mayo de 2010]

Wikio